Escribología

No me dejes, sin dejarte yo primero

¿Y qué decía la carta?

Lee entre lineas…

En ese instante las manos me temblaban, pues, esa no era yo, y ese no eras tú…

¿Te gusta el sufrimiento? pues ahora somos los dos los que estamos ardiendo.

Mírame como si fuera la primera vez, porque será la última, ahora mis sentidos me advertían el peligro.

Ahora sabes que nada es para siempre y que siempre es una eternidad…
Amantes de la misma luna, naufragando en la constelación de nuestros lunares prohibidos.

Nadie dijo que esto sería fácil, y a nadie le gusta complicarse.

¿Y ahora que sigue?

Solo el tiempo sabe, cuando y donde
Porque y para qué.
Y esque nunca sentimos lo mismo, el tic tac resuena en mis oídos una y otra y otra vez.

Espera…

Mis amores son míos nada más.

¿Mio?

Tú nunca fuiste mío, yo nunca fui tuya…

Pues me regocijo en la dulce soledad de tus brazos dormidos, de un nuevo amanecer.

Amanecer de luna
Sueños de niño
Melodía disonante
Paladar insípido

De ser uno, somos dos, de ser dos eramos uno.

Nadie dijo que esto sería fácil, y a nadie le gusta complicarse.

Quién vive ahora de príncipes y princesas, es algo más, el final feliz está más allá.

¿Y entonces… qué decía la carta?

G.c

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s