Escribología

La idea

La débil idea de hablarte fue ejercitándose y con disciplina se volvió fuerte.

La idea de disculparme y por fin aclarar lo pendiente merodeaba por todas mis venas.

Ahora golpea con más fuerza y por donde pasa, daña y forma hematomas.

Hace unos poco leí tu sentir, la culpabilidad que sigues dándome con tanta generosidad y supe que mi deseo es un error; dejará un hurracán en mis horas y una agonía en el espacio vacío, haciendo eco en todo mi ser.

Realmente espero el día que ese odio se desvanezca y podemos escuchar sin culpa, sin dolor, y sustituirlo por amor, verdadero amor, de ese que perdona sinceramente y reconstruye en las ruinas.

Ese que con esperanza coloca cada ladrillo del nuevo hogar que nos guardará. No será igual, porque está vez no cometeremos el error de forjarla en arena, y nuestras columnas irán cimentadas en lo que queremos: una amistad profunda de tiempos y silencios acompañados.

-Amarela-

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s