Escribología

Laura y el COVID19

Laura, trabajaba con sus manos, es estilista, acaba de parir una hermosa bebé, con ella ya son cuatro sus niñas.

Su esposo ha sido suspendido del trabajo porque la empresa es pequeña y no pude con los sueldos, el salón de belleza se ha cerrado, ya no hay clientes, además esta recién parida.

Ayer en cadena nacional el presidente anuncio toque de queda por 3 días completos, ella estaba en la casa de una clienta cuando escucho la noticia, obviamente termino de hacer un trabajito que serviría para comprar la comida del siguiente día.

La sociedad no tiene la culpa de que Laura perdiera un niño además de las 4 hijas, todo a causa del mal sistema de salud de su país que no pudo hacerle una operación decente para no tener mas hijos.

La sociedad no tiene la culpa de que Laura no tenga más clientes por miedo al COVID19. Y que el gobierno diga que ayuda a los necesitados y esa ayuda nunca llegue y les digan que deben esperar mas.

De buena mañana Laura se levantó hoy para comprar alimento con los únicos tantos quetzales ganados ayer, con la esperanza en Dios de que su esposo pudiera conseguir un poco más de dinero antes del toque de queda cargando costales de verduras.

Las tiendas y abarroterías estaban llenas, no se respetaba el metro de distancia, y ella tiene los pechos llenos de leche porque su bebita aun dormía cuando ella salió.

Hizo la fila, y cuando estaba allí vio pasar a muchos que llevaban 2, 3 o 4 cartones de huevos, costales llenos de víveres, y cuando llego su turno, lo único que pudo conseguir fueron 6 huevos, 1 libra de azúcar, frijoles y arroz, ni siquiera había leche en polvo.  Casi llora al ver lo único que pudo comprar.

Quizás Laura tenga víveres para hoy y mañana, pero dentro de tres días tocara que darles a sus hijas agua con azúcar piensa para sí. 

Ya lo he dicho la sociedad no tiene por qué cargar en sus hombros las responsabilidades de Laura como madre, pero si tiene la culpa de ser egoísta, poco empáticos y acaparadores.

Dentro de 3 días, no serán 4 niñas las que no tengan que comer, serán 4 millones de niños ¿quizás?, pero eso ¿a quién le importa?

Definitivamente esta pandemia, hace que florezca el peor lado de la humanidad, uno al que nadie le gusta aceptar, pero que lo sufren muchas personas.

No se le puede tachar de desobediente al que día a día compra como Laura lo que come, ella tiene que trabajar a diario antes de tener que comer, hay muchas personas que ni tiene para un día menos va a tener para 3 días.

En donde quedo nuestra empatía, a donde se fue la sororidad y donde carajos está el amor al prójimo, sin embargo, aquí reina el sálvese el que pueda…

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s