Escribología

Demonio.

Existió en un mundo en un sitio sepulcral,
un ser muy malvado un ente infernal,
que soñaba y deseaba ser algún diia algo diferente,
pero nunca podía pues era un simple ente.

¿Y qué mierda importa lo que diga la gente?
decía y decía un poco a regañadientes,
y enfurecido gritaba “no me importan las corrientes”
aunque siempre imitaba a escondidas fingiendo estar inconsciente.

¡Yo puedo ser como todos sin dudar!
exclamaba y exclamaba queriendo llorar,
¡puedo decir cosas bellas y hermosas!
exclamando versos repletos de palabras ligeras y sedosas…

¡Eres el sol que le da vida a mi espíritu, y mi alma!
decía expresándose entre ademanes y sonrisas dulces,
¡La persona que me transforma y pinta mi horizonte!
¡Me eleva al infinito y me regala su calma!
¿Por ti conquistara mundos, me convirtiera en arconte y transformaría en sinsonte!
¿Por ti! ¡Solo por ti, daría tanto como tengo! tanto como…

Contuvo la palabra y el aliento,
mientras esbozaba una sonrisa diabólica en su rostro,
¿A quién le importa lo que diga un monstruo?
preguntó al fuego infernal que dejó escapar un lamento.

Entonces desplegó sus alas,
agitando sus pezuñas violentas y malas,
se elevó por los vientos surcando los cielos,
abandonando sus recuerdos, llevándose sus olvidos,
vuscando una chispa en nuevos suelos,
tratando de perderse en su locura que se interpretaba en su grotesco ser, como simples y estupidos ruidos.

PL

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s