Escribología

Otra mirada

Pude ver una tristeza distinta en su mirada. No era la misma que desde hace un tiempo la acompañaba.

Noté que algo en ella se apagaba. Mezclaba el dolor; le ardía.

Era como si algo dentro se estuviese desvaneciendo, pues ya no tenía ese brillo sus ojos, ahora todo era opacidad.

Por ratos fruncía el ceño pero un suspiro le vencía.

No me atreví a preguntar qué pasaba porque cuando la volteé a ver, tan triste y resignada, algo dentro de mí también se partió.

Sentí la rabia de un adiós que ya ni pronunciaba porque las fuerzas eran escasas.

Recibí el golpe de todos esos momentos en los que anheló un perdón que nunca llegó.

Se me quebraron las piernas al tratar de soportar el peso de aquella ausencia que cargaba a cuestas.

Y sin más, desde ese día ya no fue la misma. Algo cambió.

La vi alejarse de lo que alguna vez llenó su corazón para entregárselo a esa tristeza que arrancó todo lo que era.

Perdóname, perdóname por favor.

Juro que quise sosternela pero ella ya no habitaba en sus ojos. Lo supe cuando al cruzar miradas vi cómo por dentro se quebraba.

-Amarela-

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s