Escribología

Bailemos

Ven, baila conmigo

porque una despedida no tiene que inmovilizarnos. 

No le demos gusto de querer tirarnos al suelo y vernos llorar.

Bailemos y sigámonos adiós sonriendo y al ritmo de esta canción que nos acerca más que nunca. 

Nuestros pies se coordinan con la mirada

Nuestras manos por fin encuentran el lugar al que siempre pertenecieron; ya no están perdidas

Bailemos con el tiempo haciéndole creer que entre nuestros pasos será eterno. 

Ven, acercarte

No necesitamos decir mucho pues nuestra conexión nos hablará de otras formas que ni una separación podrá descifrar.

Solo nosotros sabremos que intercambiaremos, talvez será un gracias, un perdón, un te amo, quizá un quédate o un ¿lo volvemos a intentar?

Ven, no tardes

hagamos de este último baile, el mejor.

-Amarela-

Estándar
Escribología

Época

Mientras el mundo tiembla, las puertas cierran, los bosques suenan al cantar nocturno, los rostros se cubren y las manos se guardan.

Mientras unos dicen caos otros negocio, mientras se detienen las máquinas y los pájaros rumbean en el cielo.

Mientras la fe se crece y a asistencia baja, mientras los abuelos se encierran y los jóvenes creen ser inmunes.

Mientras gritan, sobre que es esto, yo sigo como un roble, mi mano toma la tuya, tu sonrisa me alimenta, mientras todos se guardan yo te atesoro, mientras eres desplazado, tus brazos me emplazan, mientras el mundo grita, mi mundo ama, mientras estés a mi lado el mal no pasa.

Estándar
Escribología

De colores

Me cansé de pensarte triste, cabizbajo y azul.

Hoy quise imaginarte feliz, saltando, bailando de alegría y cubierto de colores vibrantes. Porque así te sentí, porque así te conocí.

Talvez no lo notaste pero tú me contagiabas las ganas de moverme, de reír y hasta de cantar.

Talvez no te diste cuenta pero dentro y fuera de ti estás lleno de amarillos, rojos, verdes, morados, naranjas y plateados.

Aunque hay tonos oscuros solo resaltan esos pedazos de color que motivan a los que te tienen cerca.

No importa si no te has fijado, solo quise recordarte feliz, porque algo en mí pide cada día porque eso esa una realidad en ti.

Pido porque los días te encuentren haciendo movimientos torpes, sonidos raros, y riendo muy alto, que te pasen a saludar y que envidien tu felicidad.

-Amarela-

Estándar
Escribología

La Gloria de tu amor

De las crisis, simbiosis surjen, de los caminos empedrados zapatos de montaña, para los momentos de suelo y tristeza basta tu mirada.

No se lo que sucede, pues al tomar tu mano el hálito de alma, se revitaliza rompiendo barreras, soledades, pandemias e iniquidades.

Me basta tu mirada para tocar futuro, tu risa para romper filtros, tus besos para romper maldiciones, en este momento de números, temores y despedidas de grandes seres terrestres, más que nunca el sentirte a pesar de la distancia es la fuerza para dar el último camino a la cima de los sueños.

Algunos seres humanos dejan de sentir por la fuerza de lo común, que existen actos de grandeza, de gloria y rarezas de la vida que otorgan apelativos de épicos, para mi caso es simplemente amarte con locura aunque el mundo vea otras cosas, las cosas de la vida pues, las mejores siempre estarán reservadas para aquellos que dan vidas enteras, batallas uno contra millones y aun así cuelgan laureles en su cabeza.

Estándar
Escribología

Dame un momento

Dame sólo un momento
Déjame llorar por un rato
Deja que me rompa un poco
Que se hagan añicos
El corazón y la esperanza
De paso también las ilusiones

Dame sólo un momento
Déjame derramar lágrimas amargas
De esas que nacen de dolor
De esas que nacen con la soledad
Déjame lamer mis heridas
Deja que sangren un poco

Dame sólo un momento
Para sentirme desdichada
Para vaciarme
Para fingir que me muero
Que no quede nada intacto
Deja que todo se destruya

Dame sólo un momento,
Una hora o unos minutos nada más
Deja que me rompa
Y llore con ganas
Quizá después llegue la calma
Quizá después pueda al fin renacer

Estándar
Escribología

Y nos dijimos adiós

Conté cuatro “adiós” entre nosotros, el primero estuvo acompañado de una carga emocional llena de molestia y rencor.

Pero nos volvimos a buscar y me juraste amor a medias… lo acepté.

El segundo llegó con heridas profundas y una promesa de ambos a no volver, aunque quisiéramos lo contrario.

Pero el deseo ganó y nos perdonamos pecar de nuevo.

El tercero y cuarto fueron similares. Yo te dediqué unas letras de despedida, y tú un beso sin garantía. Juramos soltarnos, con la esperanza de ser felices junto a otras rutinas.

Pero los planes no resultaron como esperábamos y ahora solo queda esperar un quinto y quizá sexto adiós con más sabor a bienvenida que a despedida.

Estándar
Escribología

El silencio

¿a dónde se fue el siniestro recordatorio

de que se agotan las suertes casuales,

de que lentamente la arena se acomoda

con el canto gravitatorio, con su golpecito eterno?

Después de orinar agujas, de llorar ácido

de acostarse en barras de metal con formas graciosas

después de tragar piedras…silencio…

¿y ahora que? esas impresiones ahí quedan

con recatada educación les doy la bienvenida

“si vamos a estar juntos siempre te haré espacio”

entonces en el sórdido silencio…

me reproduzco una suerte de existencia macabra

porque te espero cada día al cerrar los ojos

te espero cuando todo lo que me toca parece acariciarme

y cuando todo parece estar donde quiero…

te hago espacio… una vez más

Estándar
Escribología

Se fue la luz.


Una tarde a las 15:17p.m. Mi familia está almorzando, mis papás, hermana, primo y tía. Me ofrecieron comer, pero no tengo ganas, esto lo escribo porque me lo imaginé, mientras estaba pensando, y decidí escribirlo. Horas antes; estaban mis papás, y mi hermana platicando, riéndose, mientras yo estaba acotado en el sofá, solo me dije a mi mismo: creo que son más felices sin mi, imagine como que no existiera en esos momentos, y creo que los vi más feliz que nunca, a veces me siento decepcionado de mi mismo, no le pongo ganas al estudio, no me gusta estudiar, estoy en Diseño Gráfico, la maestra dice que no servirá todo para marketing, y es algo estupido, porque yo estaré en psicología clínica, la carrera solo me servirá para entrar a la Universidad. Pienso demasiado, cosas que pueden y no pueden suceder, tal vez sea o no sea necesario para las demás personas, porque las hago reír, pero quien me hace reír a mi, eso es lo que me hace falta siempre, ahora mismo estoy de pierna cruzada escribiendo lo qué pasa por mi mente, mientras mi familia sigue discutiendo entre la mejor bebida.
15:25p.m.

Estándar