Escribología

Besos de despedida

No hicieron falta las palabras
tú y yo sabíamos cómo debía terminar esto
le regalamos algunos suspiros al viento
un poco de agua salada
y unos susurros al oído

Era una tarde cualquiera,
gris cómo siempre
algo tormentosa quizá
o quizás era el alma que relampagueaba
anunciando el final

Sé que ambos esperamos palabras que no llegaron
esas que ninguno sabía pronunciar
pero que ambos moríamos por escuchar,
y así se fue esa tarde de noviembre
que escribimos en el aire promesas
que jamás se cumplirían

Y así se fue esa tarde,
con un beso en la mejilla,
un adiós en la garganta
y las calles, esas nuestras calles
siendo testigos de nuestro final

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s