Escribología

Sueño

Como cada noche, estabas ahí

paciente, sereno

y eras una mezcla de ternura y lujuria

pleno de autocontrol,

y ahí estaba yo,

en la eterna espera

deseando que me despertaras del letargo

que me despertaras de ese sueño fatal

ese sueño,

que me decía que no pertenecías a mi mundo,

de ese sueño

que me decía que no eras para mí

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s