Escribología

La cara de la muñeca en el espejo

Me inquietaba su rostro,
Su mirada perdida,
Su sonrisa perfecta.
Todo en ella era falso.

Y me susurraba tu nombre.
Si… Tu nombre
Tu exquisito nombre.

¿Acaso sabes de qué estoy hablando?

Si

De la misma sombra que te acompaña por las noches.

Pero ella es muy lista, solo quería jugar en el laberinto, en el laberinto sin salida.

Si la miras de cerca puedes darte una pista de quien se trata.

Es como tú
Es como yo

Puede ser igual de bella como un ángel
O ha de estar podrida por dentro y por fuera.

Pues claro, eso depende de quien la observe.
Ahora dime
¿Que viste en el espejo esta mañana?

G.c.

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s