Escribología

Desamor

No viste que su mirada se apagó esa noche

y ella, sin avisar, volvió a su eterna compañera,

la soledad

porque ella

era la única que siempre había sido consuelo

y calma,

la única que siempre abrió sus brazos para amarla

la única que no juzgó su pasado

y la dejó vivir con sus ansias y sus prisas

Borraste su emoción con tus palabras,

no pretendías herir

y rompiste su alma,

y huíste, al notar, que se había entregado a ti

pensabas que las cosas que toman tiempo son las mejores

no entendías que el camino se hace andando

y no sentándose a la vera

no entendiste que para ella el amor era aquí,

ahora

que en la vida, no hay tiempo para después

y así apagaste la llama

que en su pecho ardía por ti

y así apagaste sus ganas

de soñar con vivir contigo

un amor sin fin

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s