Escribología

Antónimos

Me levanto temprano, uso zapatillas, bebo café y me recojo el cabello.

Vuelvo a dormir, me descalzo, dejo la taza a medias y me quito la cola.

Estoy presente, siento dolor, me coloco las gafas y enciendo el carro.

Me desconecto, tomo analgésicos, vista borrosa y el combustible se acabó.

Me extravié… aún con el mapa en la mano, el GPS encendido y consejos sabios; pero tú también, aún con un amor esperanzado y otro no tanto.

No me encuentro y tú tampoco a mí, y no me veo aunque a ti hasta en mis sueños, e intento calmarme aunque quiera perturbarte.

Entonces, ¿terminó?… quiero que termines.

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s