Escribología

Despedida

Debo confesar que me costó un poco dejarte ir
Despertar sabiendo que ya no eras mío
Que llegara la noche y no poder escuchar tu voz antes de dormir
Me acostumbré a ti
A tu forma de querer
A la incertidumbre
A los pensamientos tristes que me invadían cuando pensaba en ti

Qué poco me quise por hacerte sentir completo
Te di todo y nada fue suficiente para ti
Siempre pedías más
Siempre creías que merecías más
Y yo siempre dispuesta a complacerte
No me di cuenta
De cuándo perdí tanto el rumbo

Pero al fin puedo decirte adiós
Decirte que nada queda en mi para ti
Que ahora que llamas mi corazón ya no se desboca por ti
Dejé de esperar tu cariño a medias
Y dejé de desearte con locura (al fin)

No te guardo rencor
Debo agregar que fue lindo mientras me lo creí
Y me sentí dichosa queriéndote
Deseo que alguna vez puedas amar con el corazón en la mano
Que dejes los latidos en cada beso
Y que sonrías al verte en otras miradas
Te deseo dicha y montones de felicidad
Te digo adiós,
te quise, mucho
Hasta siempre

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s