Escribología

Adiós

Fue un noche fría cuando por fin te dejé ir
Lo tenía a él en mi mente y en mi corazón

Pero en algún resquicio del alma aún palpitaba tu recuerdo

Y mi corazón aún quería sentir que latía para ti
Pero esa noche la razón tomó el control,

No podía desgastar más madrugadas pensándote

Esperando por aquello que nunca sería para mí

Gritando en silencio tu nombre
Rogándole al amanecer que te guiara de vuelta a mí
Ya no podía con tan poco amor
Tan poco y tan malo

De ese amor sin ganas y lleno de afanes

de lágrimas amargas

Así que esa noche,

Mientras temblaba de frío

Pude finalmente decirte adiós,

Estándar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s