Escribología

A R E S

Ares, ahora que te conozco más, sé que hubiera querido tanto no regalar mi vida, mi alma, mi amor y mi cuerpo a todos esos “amores” que solo se llevaron parte de mí.

Haz llegado a mi vida y llenado todos esos espacios vacíos que creía muertos. Llegaste a desafiar todos mis miedos y despertar ese amor tan diferente que solo tú sabes sacar de mí.

Es tan curioso esto que tenemos porque sé que te amo, pero te amo con toda nuestra libertad que no necesito etiquetar nuestro amor para sentirte mío.

Ambos nos somos ajenos en la adversidad y eso no nos es problema. Somos dos almas que se disfrutan y se aman en ese microespacio de tiempo que la vida nos regala, que nos fundimos como dos estrellas fugaces. Aunque luego nuevamente seamos del mundo.

Contigo tengo esa dicha de no enamorarnos pero de tratarnos como dos jóvenes enamorados cada que estamos juntos y tenemos las cosas claras. ¡Qué dicha venirte a encontrar, con tantos años de distancia, pero encontrarte!

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s