Escribología

No soy buena para dar discursos de despedida pero si estás serán nuestras últimas palabras intercambiadas quiero que nunca olvides lo mucho que has cambiado mi vida, lo mucho que te extrañaré y lo mucho que me ayudaste a amar la vida .

Estándar
Escribología

Diálogos de amanecer

Fue difícil empezar

lo fue para ti, lo fue para mí

buscar la forma de lidiar

con esa marea de sentimientos que nos cayeron encima

la emoción, el cariño, el miedo

más el miedo

de empezar de nuevo

de un corazón roto

de tener que llorar otra vez

que llegara un nuevo adiós

pero algo en nuestro corazón

nos motivó a seguir

nos hizo sentir que podíamos

ser algo más que un instante

y entre palabras, besos e inseguridades

prometiste amor incondicional

de esa clase de amor

que dura una eternidad

sin importar cuánto tiempo dure

y me llevó a mí a prometerte

llenar de amaneceres y sonrisas

tu día a día

con llenarte de amor y besos

prometí escribirte versos

Y buscar cada día mil razones para adorarte

Y buscar mil excusas

Para seguir a tu lado

Para no dejarte jamás

Estándar
Escribología

Breve

Breve fue el tiempo que coincidimos.

Breve fueron las historias que nos contamos.

Breve fueron las risas que compartimos.

Todo fue tan breve que me preguntó, ¿Porque lo mejor de la vida es tan breve? o es que quizá la eternidad a tu lado siempre será un pequeño momento breve en el tiempo.

Estándar
Escribología

Solo una vez

Si la vida sólo sucede una vez, la pregunta no debería ser ¿Qué haré cumplir cada una de mis metas?

Más bien debe ser ¿seré feliz mientras dure?

Quizá la felicidad se encuentra en el verdadero desconocimiento que tenemos de la vida, en el estado natural de todo hombre: no saber qué depara el destino.

Estándar
Escribología

Me perdí

En el camino por descubrir quién era y la significancia de mi vida, renuncié a mi esencia e inicie la decadencia.

Sabía todo lo que no quería ser, pero no tenía ni la menor idea de todo lo que podía ser.

Así que me perdí.

Me perdí en las falsas adulaciones.

Me perdí en la superfecialidad de mis sentimientos.

Me perdí en las sonrisas con lágrimas por detrás.

Me perdí en mi yo interior que no fui capaz de ver el mundo exterior.

Ahora que descubrí mi decadencia, mi insignificancia , la realidad de mis sentimientos y mi dolor, se que estoy por descubrir quién realmente soy.

Estándar