Escribología

Quien juzga

Quien juzga debe tener un claro entendimiento de la diferencia entre el bien y mal. Si no reconoce la diferencia puede llevar a la humanidad a la decadencia moral , porque decreta muerte para el inocente y libertad para el culpable. Pero ¿cómo se determina la decadencia moral? si por naturaleza el ser humano es engañoso y puede llamar a lo bueno: malo y a lo malo: bueno. La repuesta a tal conflicto descansa en la insensibilidad del ser humano al no reconocer a su prójimo como igual.

A pesar, de que quien juzga puede poseer un “estatus” mayor a los ojos del resto, es indispensable dejar claro que por ningún motivo se debe dar cavidad a la creación de dicho estatus. Porque, no se conocería la igualdad entre individuos.

Quien juzga y quien es juzgado; son individuos iguales al punto de reconocer ante la sociedad que los papeles pueden ser invertidos cuando se deje de reconocer la igualdad.

Sin embargo, es necesario que aclarar que la igualdad que se plantea para evitar la decadencia moral ; reconoce la diferencias entre individuos, al brindar espacios para expresar la oposición de ideas y condenar la perpetuidad de un mismo discurso que persiga la libertad de quienes se oponen a él.

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s