Escribología

Por hoy

Hoy sentí que me olvidabas
Que anhelabas un pasado que no fue
Que no pensabas tanto en mí
Que visualizadas un futuro donde no estuviera yo

Lo sentí, no voy a negarlo
Sentí mi corazón fracturándose un poco
Tratando de atraparte dentro y al mismo tiempo, resignándose a dejarte ir

Hoy sentí que me hiciste de lado
Que las promesas que me hacías te pesaban
Que anhelabas una vida diferente
Entre otras gentes
Con otros labios

Puede que lo haya imaginado
Que mi seguridad haya flaqueado por un instante
Y que en realidad te aferras a mí y nuestro presente
Al amor que me profesas, a la paz que sientes a veces a mi lado

Pero hoy, al sentir que me olvidabas

Supe que podría decirte adiós
Dándote mi corazón
Dejándote partir
Imaginando todo lo que pudo ser y no será

Quizá mañana ya pase y volvamos a darnos mucho amor, pero hoy, solo por hoy, podría decirte adiós…

Estándar
Escribología

No te lloro

Casi nunca se les llora a las personas, se lloran los momentos no vividos, las palabras no dichas y todas aquellas cosas que hicimos sin reciprocidad.

Y no, querer que sea mutuo no es sinónimo de egoísmo o de la búsqueda de un amor interesado; solo que a veces nos hace vulnerables.

Vulnerables a nosotros, a lo que sentimos, a lo que nos hacen sentir, nos hace vulnerables por elección.

Amar debería ser sencillo, con sus momentos complicados y difíciles, con las pruebas escalonadas, pero no al décimo piso. El amor debe ser una mezcla de decisión e impulso, pero nunca forzado.

Es que nos debería enseñar a pedir perdón y saber cómo recibir el perdón del otro.

Pero te digo esto, porque aunque hoy llore y quizá lo haga mañana y durante los siguientes incontables días, sé que llegué a sentir más de lo que mi boca sabe contar.

Y que aunque sienta que te lloro a ti, no, no es así. Hoy lloro por las palabras que me quedé esperando escuchar, por los besos que pedí y aún así no recibí y por las veces que me quedé prendida al teléfono esperando una llamada o mensaje tuyo.

Pero no te lloro, no a ti; lloro porque fui incapaz de elegirme.

Estándar
Escribología

Te amo, pero debo irme

“Te amo, pero debo irme”, quizá sean las palabras que más se me han dificultado decir, en voz baja y alta, las más difíciles de decirme.

Lo sigo diciendo en presente, que te amo y no sé cuánto tardaré en cambiar el tiempo, porque estoy segura de que un amor como el nuestro se encuentra una sola vez.

Tomarte de la mano era magia, besarte los pensamientos una locura y acariciar tu cabello, mi pasatiempo favorito.

Que te sigo amando y no controlo el duelo, que te sigo amando y quema, que te sigo abrazando a mi pecho mientras tú te dejas guardar en él. Que te amo, pero debo irme.

Necesito aprender a vivir sin ti, pero me niego a quererlo.

Estándar
Escribología

Sentimiento.

Querer caminar sin poder hacerlo, querer soñar aunque te quiten los sueños, querer dormir estando dormido.

Que hacer si no se está vivo, que hacer si da lo mismo llorar que reír, como expresar lo que se siente si no se siente nada.

Cuando recordar si no puedo recordar nada, cuando detenerse si se está quieto, y que hacer para entender todo, para decir que si entiendo, para decir que no recuerdo, que no sueño, que no me muevo, que mi alma está sana…

PL

Estándar