Escribología

Rutina

Misma operación,
diecisiete por ciento de pila,
diferente lista de canciones,
extender los brazos,
escuchar las vértebras volver,
erguir la posición sobre la silla,
poner manos sobre el teclado,
cerrar los ojos… y dejarlo salir.

El caos que me acompaña,
que excede mi propio yo,
provocando puntos,
comas y otros signos,
formando garabatos sin sentido
pero con mucho sentimiento.

De lo que puedo plasmar en letras
y lo que logro atrapar y exponer.
Entre amor, odio, tristeza, afán y dolor.

La tonada es otra
y con ello el estrés se incrementa,
queriendo encontrarte
y me regales de tu paz.

Te has ido
y te llevaste no solo tu persona,
y la mitad o más de la mía.

Perdido entre memorias
y la abrumación de todos los factores
en un mismo escenario.

Incomprendido soy
de mi propio yo y un poco más
o de lo poco que por vos queda,
esperando que todo termine…
ya.

Estándar

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s