Escribología

Silencio

Me sobran palabras, me hace falta silencio.

He perdido aquella risa sincera
que escondí tras el ruido,
he olvidado como suena mi voz
cuando es honesta,
cuando es real,
cuando soy yo.

Estoy llena de vacíos
camuflajeados en carcajadas estruéndosas
que relucen en los lugares
en los que todos habitan.

Sobrevivo a espacios bulliciosos,
al caos de lo que todos tienen para decir
porque quizá no tengo el valor
de escucharme a mí.

Y es que en el silencio
también hay ruido
un ruido que explota como bomba
que quiebra todo
que desnuda
que vulnera
que expone las heridas que no sanas
porque ignorarlas es más fácil que enfrentarlas.

El silencio está lleno de incomodidad
de lágrimas que no quiero llorar
y de heridas que no quiero tocar.


El silencio está lleno de mí.

Ana Mildred.

Estándar
Escribología

Ser mía

Quiero conocerme
tocar las heridas que escondí,
los sentimientos a los que me rehuso
y las parte de mi cuerpo
que no me atrevo a mirar.

Quiero descubrir cada parte de mí,
quiero llenarme de lo que tengo dentro
y dejarlo salir.

Quiero encontrarme
entre los lunares que describen mi cara
y me recorren la piel.

Quiero tocarme,
tocarme hacia adentro
sorprenderme de ser quien soy
lejos de la idea
de lo que debo ser
o de cómo debo verme,
sentirme
y olerme;
quiero ser solo yo,
quiero entregarme
tan solo a mí.

Enamorarme de mí,
descubrirme,
besar cada pliegue de mi piel
y sentirlo mío
y sentirme mía
y hacerme mía.

Conocer cada rincón
de la historia de mi cuerpo
saber a qué saben mis besos
qué color tienen mis venas
qué hace temblar mis piernas
y a qué huelen mis brazos
cuando abrazo.

Ser mía,
eso quiero.

Estándar