Escribología

Intercambio de corazón.

Quisiera poder evitarte los dolores del corazón, poder alejarte de todo aquello que te daña, evitar que broten esas lagrimas de tus ojos y quitar la tristeza de tu mirada encantadora.

Poder cambiar tu corazón por el mío, créeme vida mía, tendrías un corazón sin sufrimiento para poder llenarlo de risas, amor y alegrías. Hacerte sentir este inmenso amor que guardo dentro de mi por ti.

Darte todo el amor que tengo guardado para ti, ser fuerte cuando lo necesites, y entregarte mis alegrías para los momentos de tristeza, regalarte mi compañía para los momentos de soledad y desesperación.

Que por fin supieras que por tus ojos me desvivo, que con tu sonrisa me enamoro, que por ti mi corazón se acelera cuando te ve venir, que mis ojos brillan, que por ti suspiro, sueño y me desespero.

Amarte en los momentos en los que ni tú te amas, apaciguar tus enojos y frustraciones con besos y dulzura, reparar los pedazos de ese corazón roto y desesperado. Ser el bálsamo para tus heridas y la cura de tu desamor.

Quisiera poder intercambiar tu corazón por el mío para poder así repararlo amor, pegar las piezas rotas y cuidarte como a tu corazón por que tú eres mi vida y mi alegría.

Tú que me alegras la vida y me sabes a dulzura…

Estándar
Escribología

Pérdida.

El tiempo pasa rápido para aquellos que no extrañan, que no añoran. Los años se dicen fácil y se cuentan como algo que ya fue, como el pasado que se dejó y que se agregó a la cuenta de una de las listas que se tienen.

Aquellos que tenemos un padecimiento/enfermedad de tipo crónico sabemos que es posible vivir sintiendo dolor, que se alivia con medicamentos, ejercicios o tratamientos, pero en realidad nunca se va sino que por momentos vuelve con mayor intensidad y otras veces desaparece haciéndonos creer que se fue.

De igual forma aquellos que hemos perdido a un ser amado sabemos lo que es vivir extrañándolos. No hay medicamentos, antídotos o tratamientos que te ayuden para que el dolor de la pérdida se desvanezca así que aprendes a vivir con ese dolor, entendes que debes valorar aún más a aquellos que aún te quedan.

Cuánto quisiera tener más tiempo con él, cuánto quisiera poder volverlo a abrazar y decirle que cada día lo extraño aún más. Quedan recuerdos que no son suficientes, está la esperanza pero a veces se pierde, se es fuerte pero el mismo dolor te hace flaquear.

Es difícil dejar ir a un ser amado sobre todo por que no estamos preparados para su partida .

La espera ha sido larga y lo seguirá siendo. Cada año se agrega uno más a la cuenta, regresiva supongo, para volverte a ver

Un beso para ti, que ahora eres mi ángel…

Estándar