Escribología

Algo diferente

Tus ojos llenos de ternura me desvisten de la forma más inesperada

esa voz tuya diciéndome que soy la más guapa

haciendo que sin maquillaje, el rubor llegue a mis mejillas.

Sentir lo dulce de tus labios y el cosquilleo de los susurros en mis orejas.

No sé que hacemos juntas

no he estado nunca antes en esta situación

con labial en mi piel, los cabellos enredados y tú

haciéndome sentir la mujer más afortunada.

Empiezo a apreciar nuestras primeras veces

comer pizza sentadas en el suelo

hablar de maquillaje

cantar y volvernos cada vez más íntimas,

que me muestres tus tatuajes y me cuentes la historia de tus instrumentos musicales.

¿Cómo una tarde tan casual se convirtió en un secreto bien guardado?

con toda la historia de tu vida recorriendo por mi espalda y esos pequeños besos que me hacen pensar que estoy en casa.

Algo diferente entre dos personas que no saben cómo será despertar juntas por la mañana.

Estándar
Escribología

Lo que dejas

Sentir tu aroma en mis almohadas me da seguridad, abrazar la pijama que dejaste en mi cama y tu esencia en mi piel.

Duermo bien.

Duermo contigo sin que estés.

Aprendí a darte mi cariño sin esperar nada a cambio.

Aprendí a quererte libre, sin etiquetas y el qué dirán.

Solo quiero quedarme un momento más a tu lado, sosteniendo tu mano, sintiendo tus labios, escuchar tu palpitar.

Sin pensar en mañana.

Sin pensar en nosotros.

Ni en lo que somos.

Sintiendo el momento y la respiración a medias.

Escuchando tus susurros erizando mi piel.

Déjame quedarme, déjame quererte.

Sin importar nuestros pasados, sin buscar un futuro.

Sin nombres, y sin porqués.

Estándar
Escribología

Primavera

Esta Guatemala que parece más invierno que eterna primavera.

Entre el frío y la zozobra, en la plaza presentes.

Con el sol de medio día cayendo por la frente, con el corazón saliendo por los ojos.

Gritando las consignas que marcan un ahora. Con cada grito ahogado sintiendo la falta de saliva y la resequedad en la voz.

Y la esperanza que nos engaña y llena de valor para no tirar la toalla.

Con intenciones definidas, compartiendo el sentir en la piel, mano a mano, soñando con un día vernos FLORECER.

Estándar
Escribología

Noches de tormenta

Hay noches de tormenta en mi cabeza.
No hay nada más claro que la insertidumbre de mañana.
Encontrar un molde dónde adecuarme sin que la masa de las galletas sobre ni falte.

Hay noches de calma…
Cómo la playa vacía, como dos píldoras que eliminan el oleaje y me mandan a dormir.

He tenido noches de tantas, noches de Luna y de oscuridad.

Aunque siempre me ha gustado más el amanecer con la esperanza del canto de los pájaros y esos rayos de sol que me devuelven al presente,

Las noches cubiertas de silencio siempre han ayudado a afinar la voz de esos pensamientos que me irrumpen como truenos.

Pero, quizá esta vez prefiera la noche,
Los susurros
Y a dormir.

Estándar
Escribología

Temores

Tengo miedo de decirte adiós.
Que por fin tomes la decisión de alejarte de mi lado.
Con tus recuerdos en mi cabeza indecisa y un remolino de emociones que desequilibran el palpitar de mi corazón.

Quedarme con este sabor a café amargo en los labios, sabiendo que lo he dejado hace ya algunos años.

Tengo miedo de seguir sin ti,
de extrañarte en la ausencia de tus brazos.
De llorarte esos ojos caramelo.
De soñar con tu voz.

Tengo miedo de olvidarme de cada verso y minuto a tu lado.
Tengo miedo de dejarme ir también.
De tomar un rumbo diferente y de saber que estaremos bien.

Tengo miedo de que olvides y me dejes en un baúl lleno de polvo.
Que me encierres con todos los planes que hicimos juntos…
Y que los hagas con alguien más.

Temo que pasen los años y te encuentre por la ciudad sin saber cómo saludarte.
Temo mucho que este sea un adiós definitivo y me quede con la duda de lo que habrá sido de ti.

Este vínculo afectivo me deja con tantos sinsabores, con tantas dudas del hubiera y pienso en qué nos faltó para cumplir los sueños de esos jóvenes que se deseaban la vida… Pero acabaron en una mirada fría, media vuelta y avanzar.

Estándar
Escribología

Noches de lucidez

Como un tris tras
Y sin pensarlo más
Se me escapa la luz.

El aire se hace más denso
Y he dejado una vez más
Mi cuerpo y mi alma
A tu Merced.

Llueve desde mis adentros
Y en un remolino de recuerdos
Te veo marchar de nuevo.

Y aunque yo te quiera lejos…

Estás aquí,
En los nudos de mi garganta
Desgarrando mis anhelos.

Que cada vez que me visitas
Me consumes de a pedazos
Hasta que queda mi cuerpo
Moribundo sin ganas de seguir.

Pasan las horas, y
En la madrugada
Llega la paz.

Hasta que toca enfrentarme
A los miedos,
Verme al espejo y disimular.

Pero no todo es oscuridad…

Porque…

En mis noches de lucidez
Sin mayor esfuerzo
Te hago escapar.

Hasta la próxima…

Mi monstruo,

Mi Ansiedad.

Estándar
Escribología

Qué fácil

Sencillo me ha sido decir una mentira
soltar la carcajada y fingir una sonrisa.

Qué fácil es dibujarme un rostro en la mañana
hacer como si no pasara nada.

Mentirme ya se ha hecho una costumbre
y aún así, me veo al espejo diciéndome que no.
Que es imaginación mía y que a mí solo me digo
la verdad.

Y, aún sabiendo que le miento al sol, a la luna
que me puedo mentir a la cara y continuar.
Me lo has hecho complicado

Porque cada vez que intento improvisar,
me quedo sin ideas.

Pero poco a poco me he adaptado,
ya me sé tus jugadas
y puedo hacer de las mías.

que me salgan de lo más natural,
siempre inofensiva

o por lo menos que así parezca.

día a día vuelvo a ensayar,
para que no se me complique la vida
saber qué he dicho y a quién,
creerlas yo también para que no haya problema.

Qué fácil.
Es como crear una rutina,
y aunque al inicio fue algo complicado
me ayudaste a no sentir cargo de conciencia.

porque al final, me demostraste
que decirte la verdad
no valía la pena.

Estándar
Escribología

Quisiera

Me gustaría poder expresar mis sentimientos en los versos. Así como los grandes poetas, tocar los corazones de los lectores.
y pienso: que injusto que yo, yo que siento tanto, que tengo tanto por decir. Yo que siento tanto y tan fuerte, no puedo.

No sé como hacer para expresar como se llena mi alma con lo que vivo.
Como las lágrimas que lloro recorren mi cara y provocan que cada poro de mi piel se excite y cambie. Como cuando extraño a alguien recorre por mi espalda el frío y el calor, haciéndome mover todo el cuerpo con un temblor.

Como quisiera escribir sobre lo perfecto que es un beso, cómo al cerrar mis ojos, en mi mente pasa una película, incluyendo la música de fondo que quedaría perfecta. Mientras la ansiedad del momento acelera mi corazón y la respiración se me hace más fuerte que no logro controlarla.

Ojalá pudiera, y con bonita caligrafía, explicar los abrazos y la forma en que necesitarlos me hace tan débil. Cómo se hacen los nudos en mi garganta mientras corro hacia los primeros brazos abiertos que encuentro. La forma en que me calma escuchar con mis oídos los latidos de otra persona, haciéndome sentir en casa, en el mejor lugar que puedo estar. La paz que me hace sentir el calor de otra persona a mi lado, sentirme cubierta, protegida y un poquito feliz.

Me duele no poder expresarme tan bien como quisiera, y publicar con las palabras más bonitas lo que es sentir los rayos de sol en mi piel por la mañana, cómo me llenan de energía y me hacen sonreír.

Tal vez necesito sentir más o empezar a sentir menos, a dejar de hablar de mí y empatizar con los demás.

A vivir diferente.

Para que al leerme puedan sentir lo mismo que yo, a dejar de ser egoísta y pensar en alguien cuando escribo.

A aprender a escribir de alguien que no sea yo.

Estándar
Escribología

No prometas más amor

No me prometas más amor.
Amor, no más promesas

No me digas que me extrañas,
si te escapas entre mis suspiros
y engañas mis abrazos.

No me prometas más amor,
si cuando el reloj toca las seis
sigues sin llamar, ni avisar
que estás bien, que estás en casa.

No me digas que vienes
cuando vas.
No te enrolles con excusas
que no funcionarán.

Siempre entiendo…
Compromisos, olvidos,
trabajo y cansancio.

Siempre entiendo y sonrío,
sin conformidad,
pero entiendo.

No me prometas más amor…

Porque cada vez que lo mencionas
dejo de creer.
Dejo de crear expectativas
que no cumplirás.

No prometas más amor.

Porque todas tus promesas
me llenan de dolor,
crean un vacío en mi interior.

Cómo un remolino en el estómago
que genera presión
y me provoca
querer vomitar.

Estándar
Escribología

Púrpura Azafrán

Cómo cualquier otra flor que en primavera luce esplendorosa.

Despues de la tormenta que el invierno ha significado

Marzo nos marca en el alma.
Marzo me marca el corazón.

En este país lleno de inviernos
la lluvia resuena en mis mejillas
incluso cuando ya es primavera.

de noche a día, la lluvia resuena
de noche a día y al revés también.

Marzo me recuerda la Historia
la lucha y la virtud.
Marzo es púrpura azafrán.

A lo largo de mi vida he visto las flores.
Como crecen y se marchitan.

Como claman por lluvia y por sol
Como a pesar de las plagas pueden florecer.
Y nunca me canso, ni me cansaré
de vivir en marzo.

Otro marzo púrpura.

Que ganas que todos los meses
se vuelvan púrpura azafrán.
O el color que quieran ser.

Que se convierta ese invierno triste y opaco
en la oportunidad de florecer,
aunque tarde, aunque no sea en invierno.

Pero llenar este jardín de más colores,
que entre más colores tenga
más belleza se aprecia.

Estándar