Escribología

Somos

Somos la raza humana, o somos el desperdicio de lo que consideramos ¿humano? Vivimos aislados, vivimos perdidos, vivimos angustiados, vivimos pero no estamos viviendo.

Somos… ¿Qué somos en realidad?

Esclavos de lo monótono, fugitivos del tiempo, intentando escapar de nuestra realidad.

Convertidos en fantasmas que deambulan y no ríen, no aman, no sienten.

Entonces ¿Qué somos?

¿Un intento fallido?¿Una creación divina?

Explorando falsos placeres, en el jardín de las delicias.

Llorando y riendo, odiando y amando, orando y pecando.

Es simple, somos lo que no debimos ser…

Estándar
Escribología

Mendigando amor

Me cansé de esperar, me cansé de rogar, ya no llegaste, y me tuve que hacer a la idea de que a veces estabas y aveces no, y no podía estar todo el tiempo mendigando las pocas migajas que me quedaban.


Hoy estabas y al otro quien sabe.


¿Mi debilidad? Quererte y esperarte hasta el cansancio, pero soy un ser humano que nace, crece, se reproduce y MUERE, o eso me han contado, pero no soy eterna, no lo somos, al final las migajas se convierten en simple polvo y no hay más que eso…


Todo tiene un principio y un fin, tú decides si te quedas o te vas, si abandonas o proteges el fruto de un amor que un día existió…


Pero ya nada es igual, el amor sigue, pero de mendiga jamás me verás.

G.c

Estándar
Escribología

Como la primera vez

Un día como hoy tu me besaste con tus labios sabor chocolate, me tomaste de la mano como si el viento me llevase y jamás regresase.
Me abrazaste con tus brazos de hombre y estrechaste mi cuerpo junto al tuyo.


En unos instantes lograste que dejará de existir el mundo, pues desaparecí en tu mirada, y me atrapaste con tu dulce sonrisa.


Lograste quitarme el aliento con tus besos, con tu lengua en mi garganta,
juntos jugamos a contar uno a uno nuestros lunares, somos la luna y el sol, el día y la noche, que eclipsan en un tierno y salvaje amor.


Me viste con tus ojos tristes, y viste en mi esa luz que creí perdida, sentimos nuestros latidos tan cerca y nos dimos cuenta que ambos nos complementamos, con solo vernos, tocarnos, sentirnos, porque el amor es así.


Eramos, somos y seremos la mejor historia que contaremos y recordaremos como la primera vez…

Estándar
Escribología

En un mundo invisible

Es donde todos coexisten pero nadie sabe de nadie
Donde la luna y el sol son amantes sin ser un secreto
Donde el ruiseñor sueña en libertad sin que corten sus alas
Donde los seres vivos crecen sin ser depredadores
Donde tu y yo renacemos del mismo infierno
Donde lloramos victoria y celebramos tragedias
Donde la realidad parece mejor que la fantasía
Donde somos invisibles pero todos nos ven
En un mundo invisible, en un mundo para llorar, reír, amar, jugar a que somos libres
G.c.


Estándar
Escribología

Me devora

En la cárcel de mis pensamientos, tras estos barrotes mentales…
Me devora

¿Escuchas esa voz?
Si, una y otra y otra vez.

¿Porqué a mí? ¿Algún día dejaré de hacerme esa pregunta?
Aquí estoy, como una sombra que en la oscuridad…
Me devora

Olvidaste apagar el fuego provocarás un incendio, pero, ¿Cómo si ya estoy ardiendo?

Pero que lágrimas tan saladas, si fueran dulces apaciguarían la triste pena.

¿Porqué? ¿Otra vez lo mismo?
No, está vez será diferente…

Mírame, escúchame, piérdete en mi mirada.

Un pasado, Un presente y Un futuro.
No estamos jugando
¿Que pasaría si lo empezamos a disfrutar? Con el dulce llanto de las sirenas.

No me toques, no me digas nada, no me mires…
Me devora

Cual maniquí, cuerpo de plástico, sonrisa de plástico, ¿y las emociones? ¿y los sentimientos?
Se quedaron atrapadas dentro de tanto plástico…
No. Siempre estuvieron ahí pero muy ocultas.

Puedo ver la salida, creo que siempre supe donde estaba, pero tenía miedo… ¿Miedo?
No digas eso que me devora.

Al final respiré, sí así de simple, y me doy cuenta que estoy ardiendo, que mis lágrimas son saladas, que soy de plástico y tengo miedo.

Pero vivo, sí a pesar de todo, me has devorado tantas veces que ya ni siento dolor o simplemente lo oculto, no; Yo soy más fuerte, que al final lo último que podrías hacerme, es devorarme.
G.c.

Estándar
Escribología

Mi orgullo, tu orgullo

El orgullo es la llama que quema, en las entrañas guarda ácido y envenena.
¿Porqué, porqué ?

Solitaria sombra ¿De qué mal padeces?, quema y envenena, matas la felicidad de los tuyos, ahogas tu pena, ahogas tu ser.

Disfrazas la furia que por dentro te devora.
Pensamientos que intoxican, que destruyen y hieren.

¿Porqué, porqué?
¿Acaso te gusta jugar al perdedor?

Quema y envenena, destroza y perturba…
Sin sentido la vida se te va, en una lucha constante sin sentido alguno.

¿Somos amigos o somos enemigos?
Tú decides, quema y envenena, tu orgullo nos corrompe y tú lo permites.
Tienes los ojos sordos, y los oidos ciegos…

¿Porqué juegas así? ¿Porqué?
Quema, corrompe y envenena.

G.c

Estándar
Escribología

Estoy en mis días

Estoy en mis días, me duele mi ser, me duelen las entrañas, siento mariposas en el estómago ¿será que estoy enamorada? No, solo estoy embarazada.

Estoy en mis días todo me da vueltas, y no me emborraché, algo me dice que estoy mal.

Estoy en mis días, me duele, ya pasará, es doloroso, lo sé. Se desangran mis venas, se desangra mi corazón todo excepto mi…

Todo se ha vuelto de otro color, un vacío invade mi alma, el reloj ya no hace tic tac.

Estoy en mis días ¿puedes verlo, puedes escucharlo, puedes sentirlo? Los años pasan volando sin darnos cuenta, el niño ya es un hombre, la niña es una mujer.

Somos los mismos pero hemos cambiado, somos un todo y somos nada… Estoy en mis días ¿Porqué? ¿Cuándo? y ¿Cómo sucedió?

Mi cuerpo cambia, el mundo cambia, tu cambias… ¿Es esto normal? ¿Entonces porqué te aferras, porqué el sol sale de día y la luna de noche?

Me duelen las entrañas, todo da vueltas, todo cambia… ¿Puedes verlo, puedes escucharlo, puedes sentirlo? Estoy en mis días.

G.c

Estándar