Escribología

Pensé que mi nombre era mío

Gabriela Linda Arévalo Sandoval, son 4 palabras con las que me he identificado desde que he nacido, lo cierto es… que me he creído que era mío ese nombre cuando sólo me han puesto etiquetas según mis genitales y los genitales de mis padres y les han organizado para que el mundo tenga el orden que tiene.

Yo creí que era mi nombre, que yo le controlaba, que le pondría cuanto quisiera y que le quitaría cuanto quisiera, y aún asi, el sistema decide otra vez como debo llamarme.

Gabriela porque soy una mujer, Linda porque mi padre me imaginaba preciosa en sus brazos, primero el apellido de mi padre y luego el apellido de mi madre.

Y yo creía que mi nombre era mío pero entre papeles, firmas y sellos me han de poner como ellos quieran porque poco vale lo que yo crea. Que si estoy casada, que si no lo estoy, eso ha de importar más que mis principios, mi curriculum o mi trayectoria, porque ellos me han de poner como les dé la gana.

Me doy cuenta entonces que me han llamado como han querido y ahí hay millones de Gabrielas y Lindas y de Arévalos y de Sandovales…. Así que mi nombre no es mío y me llamaran como les venga en gana, no se pregunten porqué si algún día no respondo “al nombre” que es mucho menos que mío, que es la proyección de otras personas en mí.

Mi nombre habla de mis genitales, de mis padres y ahora quieren que diga que pertenezco a otra persona, no soy “de nadie”, mucho menos si esa otra persona no esta obligada por ley a decir que me pertenece a mí tampoco. Creo que nos pertenecemos el uno al otro hasta cierto punto pero ante la ley sólo yo le pertenezco y nuestra relación no se basa en la posesión, así como “De” es un artículo posesivo.

Entre papeleos logre mantener esas 4 palabras como mi nombre y luego entre otros papeleos me cambiarán otra vez…¿saben que? ese nombre no es mío…

Llámame Vacío…Espejo en el Vacío.

Estándar
Escribología

El silencio

¿a dónde se fue el siniestro recordatorio

de que se agotan las suertes casuales,

de que lentamente la arena se acomoda

con el canto gravitatorio, con su golpecito eterno?

Después de orinar agujas, de llorar ácido

de acostarse en barras de metal con formas graciosas

después de tragar piedras…silencio…

¿y ahora que? esas impresiones ahí quedan

con recatada educación les doy la bienvenida

“si vamos a estar juntos siempre te haré espacio”

entonces en el sórdido silencio…

me reproduzco una suerte de existencia macabra

porque te espero cada día al cerrar los ojos

te espero cuando todo lo que me toca parece acariciarme

y cuando todo parece estar donde quiero…

te hago espacio… una vez más

Estándar
Escribología

Factor limitante

he cantado a los cuerpos celestes

he rogado poder ser iluminada

con una promesa elevada

he de tener licencia de una esperanza

de una gota de fe que madrugue

y desesperada hacia el camino encauce

te he cantado a ti muso

me he visto lujuriosa del brillo de tus ojos

me he encomendado cumplir hazañas

he fallado, lo he logrado y luego fallado

mas entre destellos lejanos me desean suerte

y si fallo de nuevo soy carne y hueso

atragantado de caprichos que conciernen

nada más y nada menos que a tí muso

esos reflejos paternales

que guardan misericordia infinita

guardan con recelo mi promesa vacía

te anuncian vencedor, por que tu paciencia marchita

me hace deberme a tí más que a la nebulosa divina

Estándar
Escribología

Sentada bajo el árbol de sauce


conozco el miedo de no saberle límites

de conocer una nueva historia

en que alimaña hambrienta alimenta su locura

en que bajo la licencia del caos que perdura

no hay mejor delicia que la tortura

y vagabunda ultrajada la eterea forma

después de danzar con el diablo

le sigue el paso y de todas maneras pierde

es cuando pido más de ese orden,

más con la potencia del aleteo de una mosca

llevar tan alto y tan lejos la súplica es paradoja

y si no hay límite para el pinchazo constante de la vida

y si se toma el atajo más corto del lobo…

¿será que también existe el atajo más corto a la gloria?

¿será que el caos no guarda orden,

y de repente nos vomita de vez en cuando en el paraíso?

Estándar
Escribología

Máquinas de Vapor

a fuego lento crucifican pieza tras pieza

que ha nacido, vivido y luego muerto

luego cortado, recogido y adornado

al calor del insaciable vientre ennegrecido,

no hay máquina más lenta ni más ambiciosa

desplazarse es un crujir de estructuras y piezas

más desplazarse es tarea menesterosa

es mecánico, analógico y rústico

eso no le quita la mágica licencia

donde a la velocidad de la luz trasciende

y toca por tres segundos la escurridiza gloria

en su retorno atraviesa con paciencia

la trayectoria de quien nace, vive y muere

con sus cayos y sus pies ennegrecidos

al ritmo del canto visceral urgido

arrastrándose logra hacer arder su caldera

con eso en su paso lento de nuevo augura

saborear la gloria o morir en vil locura

Estándar
Escribología

Semillas en tierra fértil

crecen las espinas y las ramas encrucijadas

entre frutos, colibríes e insectos

entre un abrazo eterno de las bien amadas

entramados y acertijos en trayectos

en el regocijo de su juventud y experimento

el acertijo mayor era curiosidad excitante

más al dejar la gran respuesta al descubierto

se descubren mil más haciendo fila al instante

¿y si su abrazo no es ni por poco suficiente?

se sienten vivas, capaces de remontar

¿y si se desconocen por el flamante horizonte?

historias viejas y dulces pueden contar

el espacio más reducido parece

entre codazos se moldean en el mismo

aunque no es limitar lo que apetece

sino expandirse con tal virtuosismo

a veces se desconocen atrevidas

y con la fuerza de un beso atareado

pasan ahí muchas décadas revividas

no hay juego más sutil ni atinado

Estándar
Escribología

Sostenuto

“existencia”

He venido a colocar un ladrillo

discretamente y con dificultades lo saco

lo logro colocar bien después de varios intentos

creo que nadie me ha visto, creo que lo puedo dejar así.

“existencia”

He venido a colocar un ladrillo…

una capucha ha de funcionar ahora

creo que no me reconocerán cuando lo ponga

este ladrillo mediocre, este cemento aguado de segunda…

“existencia”

He venido a colocar un par de ladrillos

solo he salido para esto, es raro estar afuera

es raro ver la luz del sol directamente sobre mi piel

no está mal que me vean salir a colocar estos ladrillos

no tienen que saber el tamaño de esta puerca estructura

“existencia”

He puesto muchos ladrillos…

he logrado darle forma a esta pendejada

hay partes que me gustan de ella honestamente

será mejor que de todas maneras no la vean mucho

no sea se pregunten cuanto tiempo me he tardado en construirla

Estándar
Escribología

Una disculpa

porque le gritaba a la amena conversación del reloj

porque no aprendí a armar rompecabezas de mil piezas

porque mi sed era ambiciosa y yo era sedienta

porque en el espejo miraba un vacío siempre

porque quería transportarme en el tiempo

y dejarte solo en el pasado y yo en el futuro

porque quería manejar a mil kilómetros por hora

el hermoso carruaje de madera que es la vida

Estándar
Escribología

menester es el tiempo

Una pieza sobre otra apila

otra vez, coloco y coloca

rompe, corta, cose y deshila

y el reloj me está volviendo loca

¿Qué dice la reina en su trono?

¡que vaya más rápido mija!

que en la lentitud no hay decoro

que la aguja del reloj es lija

que le desgasta su cachete

¿Cómo qué se enferma por ir de prisa?

que llegó a oficial por cadete

a su rapidez normalidad bautiza

y ahora…logrando llegar a medio camino

nunca hubo paro, sólo paso lento

no hubo gloria si no hubo total culmino

y si no llego nunca al final del cuento

santos brincos que llegan al cielo

santa decepción que se ahoga en lágrimas

me tiro del balcón, me jalo el pelo

hay cero gloria en victorias mínimas

Estándar
Escribología

Raíces de árbol robusto en concreto

se han marchado las palomas

su excremento aún limpio

aquí he estado en esta celda

que he pulido y abrillantado

aún espanto una que otra mendiga paloma…

¡es mía! ¡si que lo es!

aquí están mis libros, mis letras

pedazos míos regados por doquier

¡es mía! ¡aquí pertenezco!

he quebrado sus huevecillos

he limpiado el polvo en los vidrios

y he despilfarrado más tiempo que vida

en un nido que mi olor guarda

anidando…anidando…

soy el alma de mi espacio

y suya me he vuelto

ni un centavo me ha robado…

pues con mi alma he pagado

Estándar