Escribología

El hueco en la cama

-El otro

donde había carne

hay polvo

donde había peso

hay un hueco

donde había estructura

hay aire

+yo-el otro

donde había polvo

hay carne

donde había un hueco

pongo mi espalda

donde había aire

hay recuerdos

hay cosas ajenas que toco

unas convierto en oro

y otras en mierda

hay cosas ajenas que invoco

unas las convierto en propias

otras me cobran con culpa

cuanto más cosas ajenas toco

me siento más ajena

y en ajeno aire me sofoco

Estándar
Escribología

Cambio químico

la misma masa figura aparentemente

una esencia etérea y fluída

no atraviesa cuatro paredes

ni parece buscar tampoco huída

una limpieza de todas sus redes

confirma el cambio permanente

nuevas propiedades abruptas se instalan

en la materia de cambio subyacente

autenticados con combustión

y corrosión de viejas estructuras

que se instalan en el sol naciente

y que con el paso del tiempo perduran

percibe retos que darán horas duras

pero también sabe que ya no miente

si las historias viejas no se perfuman

y no se teme a las seguras arrugas

esperará paciente la pendiente

se le asoma a ella sin ataduras

deseará regresar al antes

de su cambio al reactivo caliente

vera que no hay retroceso

que sus partículas no lo permiten

que es químico el brillante proceso

que el producto es definitivo

precipitados…gases..liberación de calor

nuevos colores que son indicativo

de una vivencia en ausencia de candor

Estándar
Escribología

El gallo que no canta al alba

La luz ya no es su musa

insiste en acariciar su rostro con tibieza

pero su voz no sale

le aturde su tardanza y la voz no sale

otro día en que siente la caricia de la luz

pero su cuerpo pesa tanto

sus alas no sirven para volar

¿para qué las ha obtenido?

descubre en su pecho el tic tac de un reloj

lo ha oido antes

“¿porqué te has estropeado?”

“no se cuando ni donde estoy” responde al fin

Sin brújula, sin reloj, sin alas

descubre los objetos faltantes

hay un mapa

pero sin brújula, sin reloj…sin alas

encuentra que ya no pretenderá cantarle al alba

que sentirá la caricia del sol

y esta vez, le verá a los ojos

aunque le aturda y sus ojos luchen por cerrarse

y algún día tal vez le de la bienvenida al primer rayo de luz que acaricie a la nube más alta

Estándar
Escribología

Regina Mater

una pieza que se mueve

cabizbaja en el tablero

no sabe que conmueve

ahi, a la par del florero

decoración afelpada

oculta entre azulejos

no busca escapada

no haya hogar lejos

a la tortura llama vida

mientras aprieta cintura

siempre con tela raída

no hay para su costura

se deshila mientras teje

un manto pesado abrigante

ella siente le proteje

se luce también asfixiante

mientras las piezas se mueven

a su antojo por doquier

a veces sin querer la remueven

a ellos se aferra con poder

si, la fuente del poder

en la pieza cabizbaja yace

no teme nada verse roer

aunque su costura se aplace

Estándar
Escribología

En el hueco de sus manos

ancha esa cama

espera entibiarme

contarme historias

de curanderas habilidosas

de caballeros que mueren bajo la lluvia

de niñas que pierden su vestido azul

es ancha esa cama

que se niega a moverse

mientras la casa se mueve

todos se mueven hacia todos lados

y la cama permanece postrada

en el mismo espacio

con las patas frías

llegas a la cama ancha

blanda y arrugada

que viaja a través de tí

hazle el favor y cállate

no es hora de tí

pero sin tí no es hora de ella nunca

luego podrá moverse pero no la verás nunca más

Estándar
Escribología

Vacío, recreo, vacío.

solo somos dos niños

que juegan a existir

hasta que termina la hora de jugar…

mientras tanto nos arrastramos

empecinados con nuestros objetos

corremos tras ilusiones

que traviesas se pierden, se transforman,

se desploman y se escurren entre los dedos,

pretendemos saborear cual cosa brillosa,

misteriosa, extravagante y peligrosa

y salir vivos e intactos siempre en el intento

sabrosa y tediosa la tarea de nosotros eruditos

científicos apasionados…

acariciamos la verdad más caprichosa

la moldeamos bruscamente con torpes dedos

y saboreamos la exquisita experiencia de sentirla ceder.

con ello olvidamos que la hora de recreo se acaba,

aunque a veces sentimos el escalofrío del conocimiento

nos tomaremos la mano y en un parpadear

sabremos distraer la angustia

al final, solo somos dos niños…

Estándar
Escribología

melancolía y melomanía

atragantada de agua salada

otra vez empieza una nueva velada

no es salada de la que quieres escupir

es de la salada que quieres seguir tragando

hasta que te ahoga y te vuelves una

la acoges porque es tan triste que es bella

es tan bella que es triste..

clara, filosa, espesa y pesada

la consumes y te conquista

hasta que se imprime en tu mirada

hasta que ya no hay más prisa

y una brisa fresca ahora a la piel pegada

y como menta en mi aliento sale

liberada, respira y danza con el aire

y se pregunta ahora si quiere otra ronda…

Estándar