Escribología

Vacío, recreo, vacío.

solo somos dos niños

que juegan a existir

hasta que termina la hora de jugar…

mientras tanto nos arrastramos

empecinados con nuestros objetos

corremos tras ilusiones

que traviesas se pierden, se transforman,

se desploman y se escurren entre los dedos,

pretendemos saborear cual cosa brillosa,

misteriosa, extravagante y peligrosa

y salir vivos e intactos siempre en el intento

sabrosa y tediosa la tarea de nosotros eruditos

científicos apasionados…

acariciamos la verdad más caprichosa

la moldeamos bruscamente con torpes dedos

y saboreamos la exquisita experiencia de sentirla ceder.

con ello olvidamos que la hora de recreo se acaba,

aunque a veces sentimos el escalofrío del conocimiento

nos tomaremos la mano y en un parpadear

sabremos distraer la angustia

al final, solo somos dos niños…

Estándar
Escribología

melancolía y melomanía

atragantada de agua salada

otra vez empieza una nueva velada

no es salada de la que quieres escupir

es de la salada que quieres seguir tragando

hasta que te ahoga y te vuelves una

la acoges porque es tan triste que es bella

es tan bella que es triste..

clara, filosa, espesa y pesada

la consumes y te conquista

hasta que se imprime en tu mirada

hasta que ya no hay más prisa

y una brisa fresca ahora a la piel pegada

y como menta en mi aliento sale

liberada, respira y danza con el aire

y se pregunta ahora si quiere otra ronda…

Estándar
Escribología

Sortilegio oculto

¿como se detiene una semilla que crece?

que por dentro tiene vida

recorre con sus ramas lo que apetece

ninguna entrada prohibida

¿cómo se mata una semilla crecida?

que bebe agua, que respira

que ahora está en árbol convertida

que ahora me mira, me mira

le pongo agua, le doy tierra

pero también quiero que muera

si su madre así le destierra

¿no tiene mejor suerte afuera?

me mira…me mira…

Estándar
Escribología

Cuando hay apagón

prohibida y suculenta

se pasea en mis dedos

tonta ingrata me delata

me mete en más enredos

saboreo con mi boca

lentamente me apasiona

encuentro que me toca

y la tierra me erosiona

¿dónde está el cielo?

¿dónde esta el piso?

¿en donde cae todo el carbón?

junto con todo el pelo

con mi piel que erizo

¿y todo el fuego cuando hay apagón?

Estándar
Escribología

La tarea de Cristóbal

pasos pequeños consecutivos

dirigidos hacia una travesía

espejos, rotos y otros atractivos

un tour regalo de membresía

con mis dedos sucios y temerosos

acaricio las paredes reflectoras

mientras los caminos escabrosos

muestran mil pisadas delatoras

una ruta complicada muestra

una curvatura muy singular

luego sigue siempre muy diestra

estrecha, simple y muy vulgar

los espejos ahí se han acabado

los mapas aunque dibujen sus estrechos

se que llevan a su acantilado

por más alumbrados, por más derechos

otra ruta peca de muy conocida

y no exige cambiar el calzado

segura siempre de estar retorcida

y de dejar un hermoso legado

….

mas…

de curiosidad siempre peco

de soñar lo más complicado

entre lo húmedo y lo seco

la síntesis de lo programado

sin puntos de referencia

tomo los mapas equivocados

los fumo con incongruencia

y creo que llego a ambos lados

tesis y antítesis de un camino inventado

en sus extremos solos deambulando

yo en mi camino nuevo nunca marcado

aquí pasos inciertos están abundando

!¿Tierra?!…

Estándar
Escribología

No se quien es ella

Las agujas del reloj dan saltos imprevistos

Aparece en mi mente

trato de entenderla

de ubicarla en el mundo

pero no se cuales son sus sueños

no tengo referencia de ella

¿con quien la comparo?

no entiendo como se viste

¿está contenta?

¿es la misma?

¿desea lo mismo?

lucho entre conocerla y no conocerla

temo que esté acomodada en la mediocridad

temo que se transforme en una máquina de abrazos

y no en una máquina de conocimiento

temo que esté cómoda en la frustración

y que se quede viendo a la ventana y desee saltar de ella

o peor, que se quede viendo a la ventana y esté agradecida de estar adentro

Estándar
Escribología

Agua fresca

fría al tacto el agua refrescante

desata nudos amablemente

recorre fibras sin ser sofocante

las desenreda tiernamente

linfa nutritiva y transparente

se te ofrece de forma educada

bébela, así, lentamente

no quieras ser sofocada

sabia y fluida te estremece

te recuerda mantenerte alerta

tu ego, o despierta o adormece

no esta muy viva ni muy muerta

puedes ver a través de ella

colarse rayos de luz coloridos

paredes caídas, ahora repella

órganos sanos antes adoloridos

como elixir que desenreda

solo funciona bajo una condición

en corazón humilde se queda

a menos que repitas tu maldición

Estándar