Escribología

Mentira

Difícil de saber a través de la neblina

Qué tan lejano, tan cercano

Qué tan pronto, qué tan lento

Llegó el día de ayer

Solo sé del agua fresca

Que alimenta mi alma

Y refresca al corazón

Solo sé de una brisa

Que sana las heridas

E ilumina mi razón

Apreciar qué es real

No puedo evitar la duda

Después de tanto tiempo

Ahora resulta natural

Porque largo fue el camino

Y fiel mi compañera

La que me abrigaba por las noches

La que calmaba todas mis penas

Ojalá a ti también te dure ella

Tanto como me duró a mí

Porque ella me ayudó a quedarme

Ella me ayudó a quererte

Ojalá a ti también te dure ella

Y pronto logres perdonarte

Para que en mi fría ausencia

No te pese la conciencia

Ojalá a ti también te dure ella

Para que todas las mañanas 

Puedas ver el reflejo de tu rostro

Y finalmente quererte

A mí solo me queda decirte

Que esa es la única manera:

Ignorar los malestares

Y pretender hasta la muerte.

Estándar
Escribología

Querías

Pensaste saber lo que querías

un sentido de pertenencia

un espacio al cual llamar hogar

raíces para asentar

firmes y robustas

Esa atadura tan segura

tan fuerte y cómoda

que no te dejaba caer

pero tampoco te dejaba volar

Ahí estabas, estática,

pero segura

Un árbol que no tuerce

Un faro que siempre alumbra

Apagaste todas las luces, cada estrella

Pensaste y añoraste con todas tus fuerzas

saber lo que querías

Pero no paraste a escuchar

Los susurros farfullantes

confesando con ternura

un secreto retumbante

un peligro impresionante

Como dulce néctar, la savia

alimentó el fuego interminable

Pero el tronco era fuerte

Solo dura marca fue evidencia

Del castigo que con látigos ardientes

quiso demostrar un alfa, un omega

Y detenerte eternamente

entre sus ojos, entre sus dientes

No era lo que querías

Ciertamente no era lo que querías

Y ahora que te das cuenta

solo queda remediar

esa roca inmovible

en el largo camino a trazar.

Estándar