Escribología

Ahí te quedas

Ahí justo en mi mente, cuando estas tan adentro de todos mis pensamientos ahí te quedas.

Ahí justo en mi corazón, cuando estas tan anclado a él y dominas todos mis sentimientos más puros e intensos hacia ti, ahí te quedas.

Ahí justo en mi piel, cuando eres quien causa que me erice y te desee, ahí te quedas.

Te quedas y vieras que bonito es cuando estás ahí

Te quedas y vieras que bonito me amas

Quédate hoy, quédate más….

Estándar
Escribología

25.5.2020

Estoy trabajando muy concentrada en mi computadora y veo de reojo que mi mamá se me queda viendo…

<< Sin voltear a verla le digo: que me miras (en broma) >>
<< Ella me responde con una voz dulce “ME GUSTA VERTE” >>

Inevitable no girar mi mirada hacia ella y encontrar una mirada pura, tierna y real.

Estándar
Escribología

2 X 1

Preguntaste si podría ser menos horas.

<< Lamentaste no llevar lirios>>

Al cerrar la puerta pediste un deseo…

y aquí tienes tu deseo, aquí está mi sonrisa que te pertenece, mis ojos brillantes al imaginarte, mis manos que aún tiemblan al recordar tu piel.

Preguntaste si podría ser menos horas y alcanzo para saldar mi deuda hasta 2X1.

Estándar
Escribología

Riesgo

En toda decisión de amar hay un componente de riesgo. Y el que no es capaz de arriesgarse un poco por aquello que ama, es porque no ama en absoluto.

Todas las grandes cosas son indecisas, se debe avanzar hacia ellas hasta por terrenos desconocidos.

En toda decisión seria de amar tiene que haber algo de aventura y apuesta, por eso se necesita de audacia y confianza.

Todo amor lleva algo de <salto en el vacío> te arrojas hacia aquello que amas y estas seguro de que ese salto no será una locura, porque uno nunca se equivoca cuando va hacia aquello que merece ser amado.

Estándar
Escribología

Dime

¿Dime qué es la conciencia, la moral, la razón vrs la felicidad y el amar con libertad?

Yo dejé de creer en eso hace mucho tiempo…

Porque cuando creí en eso no llegué a ser más que un conato de algo que no era ni humano.

La moral se volvió Soledad, la razón se volvió sistema y la conciencia se convirtió en la voz que me decía “jamás un sueño será realizado”.

Los días que entra el miedo y la duda mis piernas tiemblan, mis palabras flaquean, mi temor me domina, se cae mi camino y se hace sendero pedregoso, caigo y sangro… llueve fuerte con truenos de palabras que hieren.

Estándar