Escribología

Dicen

Y todo lo roto que tuve dentro, hoy solo es una cicatriz, dicen que, en la vida, aunque las heridas cierren las cicatrices permanecen, me han besado cada una de mis cicatrices y he conseguido caminar con ellas, son huellas, no me he detenido… la soledad es una buena compañía en este camino que decidí seguir, y el sentido común y la lógica son excelentes consejeros para la dignidad de vez en cuando, mi mejor amigo el amor propio cada vez me dice que nada dura eternamente. Sabes hace mucho que oro por ti, pero sobre todo por mi…

Estándar
Escribología

Entre estellas

Mirando al techo, pensando en las lecciones que la vida me ha dado, vi que tengo un sistema solar en el techo de mi cuarto, bueno algo parecido, y cuando apago  la luz brilla, una de las lecciones es que quien me quiera nunca va a sentir lástima por mí, háblese de amigos, amorcitos, familia o personas que le tengan su cariñito a uno, esa persona se va a conmover pero jamás van a sentir lástima por mí, eso demuestra su amor sincero, y pues lo otro que pensaba antes que la luna me cayera en la cara fue que; de la manera que me daré cuenta que una persona me ama, es porque mi dolor le va a doler, mi felicidad lo hará sentirse feliz, de tal manera de que mis sentimientos también los va a sentir y que si algún día deja de sentirlos, entonces decidiré retirarme de esa relación porque dejará de ser mutua. ¿Quién no ha visto al techo teniendo conversaciones consigo misma?

Estándar
Escribología

800 lunas

Ella: Suelta mi mano, ya llueve.

Él: La noche esta muy oscura, los relámpagos me asustan, no te vayas.

Ella: (le suelta la mano) yo no imagino mi vida contigo… No te quiero en ella.

Él: Esta bien, cada quien con su corazón… Y punto.

Yo: Solo los vi alejándose uno del otro, mientras por mis ojos pasaron 800 noches llenas de lluvia y truenos.

Estándar
Escribología

Laura y el COVID19

Laura, trabajaba con sus manos, es estilista, acaba de parir una hermosa bebé, con ella ya son cuatro sus niñas.

Su esposo ha sido suspendido del trabajo porque la empresa es pequeña y no pude con los sueldos, el salón de belleza se ha cerrado, ya no hay clientes, además esta recién parida.

Ayer en cadena nacional el presidente anuncio toque de queda por 3 días completos, ella estaba en la casa de una clienta cuando escucho la noticia, obviamente termino de hacer un trabajito que serviría para comprar la comida del siguiente día.

La sociedad no tiene la culpa de que Laura perdiera un niño además de las 4 hijas, todo a causa del mal sistema de salud de su país que no pudo hacerle una operación decente para no tener mas hijos.

La sociedad no tiene la culpa de que Laura no tenga más clientes por miedo al COVID19. Y que el gobierno diga que ayuda a los necesitados y esa ayuda nunca llegue y les digan que deben esperar mas.

De buena mañana Laura se levantó hoy para comprar alimento con los únicos tantos quetzales ganados ayer, con la esperanza en Dios de que su esposo pudiera conseguir un poco más de dinero antes del toque de queda cargando costales de verduras.

Las tiendas y abarroterías estaban llenas, no se respetaba el metro de distancia, y ella tiene los pechos llenos de leche porque su bebita aun dormía cuando ella salió.

Hizo la fila, y cuando estaba allí vio pasar a muchos que llevaban 2, 3 o 4 cartones de huevos, costales llenos de víveres, y cuando llego su turno, lo único que pudo conseguir fueron 6 huevos, 1 libra de azúcar, frijoles y arroz, ni siquiera había leche en polvo.  Casi llora al ver lo único que pudo comprar.

Quizás Laura tenga víveres para hoy y mañana, pero dentro de tres días tocara que darles a sus hijas agua con azúcar piensa para sí. 

Ya lo he dicho la sociedad no tiene por qué cargar en sus hombros las responsabilidades de Laura como madre, pero si tiene la culpa de ser egoísta, poco empáticos y acaparadores.

Dentro de 3 días, no serán 4 niñas las que no tengan que comer, serán 4 millones de niños ¿quizás?, pero eso ¿a quién le importa?

Definitivamente esta pandemia, hace que florezca el peor lado de la humanidad, uno al que nadie le gusta aceptar, pero que lo sufren muchas personas.

No se le puede tachar de desobediente al que día a día compra como Laura lo que come, ella tiene que trabajar a diario antes de tener que comer, hay muchas personas que ni tiene para un día menos va a tener para 3 días.

En donde quedo nuestra empatía, a donde se fue la sororidad y donde carajos está el amor al prójimo, sin embargo, aquí reina el sálvese el que pueda…

Estándar
Escribología

Desde mi orilla

Sentada aquí en mí orilla,

veo las manos que Dios me dio,

veo mis pies y fue Dios quien me hizo completita…

Hoy siento impotencia…

Porque no tengo la oportunidad de ser médico,

para darle la cara a esta guerra…

Hoy siento tristeza,

porque no tengo el dinero,

para darle de comer a los niños que no tienen…

Siento rabia porque no soy músico,

para aliviar este golpe que recibimos,

Siento pena por no ser artista

para mostrar las maravillas del mundo….

Únicamente cuento con mi voz,

una voz que ora todos los días,

por los médicos, por los niños y por ti,

una voz que encuentra deshago, cuando escribe.

Pedirte que hagas cosas imposibles tampoco puedo,,

pero por favor desde tu orilla, has lo que tu corazón te dicte,

pero sobre todo quédate en casa, si es posible para ti,

Pido por ti, para que en tu mesa haya que comer,

pido por aquellos que están al frente de esta guerra,

pido por los míos y pido por los tuyos…

Por favor quédate en tu pedacito de suelo,

y desde tu orilla has lo que puedas hacer.

Estándar
Escribología

Al lado mío…

Ven, ven y hazme un espacio al lado tuyo,

Ven acuéstate al lado mío,

Ven, ven y dame espacio al lado izquierdo de tu cama,

Ven, ven y recuéstate aquí y dame un besito.

Vamos te invito a camina al lado mío,

Vamos despídete de mí y no te quieras ir,

Vamos besémonos frente al muro o al mundo,

Vamos te invito a platicar, un ratico,

Y a practicar otro ratito más.

¿Ven, ven, me esperas o te espero?

Estándar
Escribología

Mis ojos miel

Dolía de verdad que si, mis ojos color miel no creían que cada vez que veían dolía, pero era necesario ver para curarme las heridas… Tenía que dejar que doliera para sanar… Mil gracias por ayudarme… A decidir que debía sanar con cada mirada.

Estándar
Escribología

¿Cuándo aprendí a ser yo?

Aprendí cuando;

mi abuela me enseñó el amor propio,

mamá me enseñó que soy totalmente imperfecta,

papá me enseñó que veces necesito de los demás,

mis hermanos me mostraron el amor por alguien más,

mis amigos me enseñaron a compartir el tiempo,

mis experiencias pasadas me enseñaron que en el amor no se obliga

mi enfermedad me mostró que puedo ser sana,

la muerte me enseñó a sanar las ausencias,

la vida me enseñó a dejar que duela, si duele…

…y a disfrutar, ¡Sí! hay que hacerlo.

Aprendí a ser yo cuando me vi frente a todos ellos,

con mi mente desnuda, sin armadura, sin timidez, sin prejuicios,

me llene de sueños, de metas, de pensamientos…

y sobre todo de mucho amor por la vida,

y así aprendí a ser yo… suena a receta de cocina pero es real. jijijiji

Estándar
Escribología

Frankenstein

Si tengo que renunciar a mí para pertenecer a ti no lo quiero,

Si tienes que escoger entre otra persona y yo, no lo quiero,

Si tengo que dejar mi esencia por adquirir la tuya, no lo quiero,

Si tengo que ponerme de alfombra para tener tu atención, no lo quiero,

Si tengo que amarte primero a ti, antes de amarme a mí, tampoco lo quiero,

Si tienes que dejar de amar a todas las personas por amarme a mí, no lo quiero,

Si tengo que echarme la culpa de todo, en todas partes y momentos, no lo quiero.

Entiende que no quiero ser la persona perfecta para ti, solo tu persona especial, tu no me perteneces, asombrosamente nos preferimos y lo más importante coincidimos en este mar juntos.

Estándar