Escribología

Besos robados

Lo nuestro fue un amor extraño

de principio a fin,

lleno de dudas,

de precauciones

de evitar que la gente se enterara,

como fugitivos,

como si tuviéramos dueño

como si nuestro amor fuera prohibido

nos rozábamos

nos tomábamos las manos de manera discreta

nos dábamos besos robados

robados el uno al otro

robados al tiempo

yo muriendo por besarte

tú por tenerme entre tus brazos

con guiños alguna vez

miles de miradas intensas,

de esas cargadas de deseos por cumplir

palabras, que hablaban de amor

otras, que hablaban de pasiones

de amaneceres en la piel

de historias, que aún no se han escrito

que hablaban de promesas

y de besos, de todos los besos que quedaban por robar

 

Estándar
Escribología

Resignación

Escuché tus palabras
y mi corazón volvió a latir
al compás que marca
el inicio de un amor

te vi sonreír
y quise creer que era para mi
que de verdad yo era el motivo
pero las acciones hablaban más

Gritaban más alto que nunca seríamos
que eso que soñaba jamás llegaría
y es que venías y brillabas
y de repente te alejabas otra vez

Y aparecías de nuevo,
jugando conmigo
en ese ir y venir
en ese estar y no querer

y fue así que mi corazón
se resignó al final
a que tú y yo, nunca seríamos nosotros
a que tu corazón no sería mío jamás

Estándar
Escribología

Sentimientos

Existen sentimientos
Sin nombre
Sin definición
Sentimientos que hielan
Sentimientos que queman
O que no quedan en nada

Existen sentimientos
Que despiertan o
Que duermen
Sentimientos puros y
Otros cuantos de mentira

Existen sentimientos
Que se lloran
Que se ríen
Que se gritan
Que desgarran

Existen sentimientos
Que nadie siente
Sentimientos que nadie inventa
Sentimientos que no importan

Existen sentimientos
Que se cantan
Que se pierden
Que te reviven
Y otros cuantos
Que terminan de matarte

Estándar
Escribología

Confesión

Debo confesar que ese día me perdí en sus brazos,

Recuerdo que estabas ahí, en algún lugar

indeciso, esperando que todo se te aclarara

y yo esperando pacientemente,

que quisieras

que te decidieras por mí

Pero mi alma se cansaba

mi corazón sufría

porque quería creer en ti

en tus palabras,

creer que sí querías,

que solo tenías miedo

creer que después de todo

contigo sería distinto,

pero nada cambiaba y pasaban los días

y tus labios se alejaban

y tus palabras ya no hablaban de amor

y a pesar de estar dispuesta a todo

tú no me mirabas a mí

y me encontré con él,

él, que nunca prometió nada

que nunca habló de amor,

pero se entregaba

y con el sudor, se llevó las angustias

que tu estar y no estar me causaban

y me hizo sentirme libre de nuevo

libre de ti

libre, para amar otra vez

Estándar
Escribología

Vidas pasadas

Recuerdo la primera vez
Que en mi camino te encontré
Tu sonrisa radiante
Tu mirada seria
Cómo latía el corazón
Y cómo se estremeció el alma

Sentí que te conocía
Desde hace muchas vidas 
Que estaba destinada a encontrarte,
Quizás en mi vida pasada
Fuiste el amor de mi vida

Quizá dormí abrazada a tu cuerpo
Y vi tu sonrisa cada mañana al despertar
Quizá nos prometimos amor eterno
Quizá no queríamos soltarnos jamás

Dime amor
¿En cuántas vidas te he amado ya?
¿Cuántas nos faltan aún?
Si aún nos falta tanto amor
y se siente como si una vida 
no fuera suficiente 
para ver tu sonrisa
como si una vida no fuera suficiente 
amor, para amarte

Estándar
Escribología

Libre

No entiendo cómo has llegado libre

hasta este punto de tu vida,

si yo pudiera, te encerraría entre mis brazos

y pintaría tu sonrisa cada madrugada,

juntaría mis pies con los tuyos

bajo las sábanas

y te diría que dormir sobre tu pecho

me parece el paraíso

 

Es que tu mirada invita a soñar con cosas imposibles

si yo, que me negaba a creer en el amor

caí rendida a tus encantos

Y tú solo vas por ahí dejando tu marca

hablas, sonríes, acaricias, besas 

y dejas el alma sedienta

 

Llegaste libre 

y libre, me enamoré de ti 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estándar
Escribología

Desamor

No viste que su mirada se apagó esa noche

y ella, sin avisar, volvió a su eterna compañera,

la soledad

porque ella

era la única que siempre había sido consuelo

y calma,

la única que siempre abrió sus brazos para amarla

la única que no juzgó su pasado

y la dejó vivir con sus ansias y sus prisas

Borraste su emoción con tus palabras,

no pretendías herir

y rompiste su alma,

y huíste, al notar, que se había entregado a ti

pensabas que las cosas que toman tiempo son las mejores

no entendías que el camino se hace andando

y no sentándose a la vera

no entendiste que para ella el amor era aquí,

ahora

que en la vida, no hay tiempo para después

y así apagaste la llama

que en su pecho ardía por ti

y así apagaste sus ganas

de soñar con vivir contigo

un amor sin fin

Estándar
Escribología

Sueño

Como cada noche, estabas ahí

paciente, sereno

y eras una mezcla de ternura y lujuria

pleno de autocontrol,

y ahí estaba yo,

en la eterna espera

deseando que me despertaras del letargo

que me despertaras de ese sueño fatal

ese sueño,

que me decía que no pertenecías a mi mundo,

de ese sueño

que me decía que no eras para mí

Estándar
Escribología

Olvidaste

Fue una noche cómo la de hoy,
Mientras la lluvia caía,
Que viste mis lágrimas caer
Confundiéndose con gotas de lluvia
Resbalando frías y serenas

Fue esa noche
Esa noche en que olvidaste
Te olvidaste de mí
Olvidaste las promesas
Olvidaste el amor

Sí, fue esa noche
En que dijiste adiós
Sin que yo lo supiera
Que te marchaste
Con mi corazón en tu equipaje

Esa noche olvidaste
Que las heridas sangran
Que el olvido duele
Que duele cuando te abandonan
Que duele cuando te olvidan

Sí, fue esa noche
en que te olvidaste de mí

Estándar
Escribología

Suspiros

Dime que tú también has sentido
cómo se te escapan la vida
y el amor, de a pocos,
por medio de suspiros

suspiros,cargados de angustia,
suspiros de un corazón en agonía
suspiros que van cargados de dolor

es curioso, pensarás,
que cuando más amor sientes
más duele
que cuándo más feliz estás
más rápido se pierde todo

Los adioses llegan antes
el tiempo se va volando
hasta las estaciones pasan
y sientes la calidez de la primavera
y de repente estás en medio del invierno más helado

Por favor, dime que también lo has sentido
que no solo me pasa a mí
que a ti también, en un suspiro
se te ha escapado la vida

Estándar