Escribología

La repetición.

Se dirigió hacial lugar donde tenía guardados los vinos, y después de pensarlo un buen rato tomó entre sus manos una botella del mejor veneno que tenía, sujetó una copa con mucha delicadeza y sirvió el líquido espeso hasta que se derramó.

Mientras ingería el primer trago comenzó a pensar en su vida, pero al mismo tiempo se dijo: ¡Esto no sabe tan mal! este pensamiento fugaz como una estrella, se disipó cual humo de cigarrillo, escapándose a las constelaciones más lejanas.

Ahora ya nada tenía sabor y el Veneno viscoso se deslizaba con gran facilidad, su garganta y estómago intentaron negar el ingreso de esa vevida amarga ccomo el infierno, pero los recuerdos de una vida triste e infeliz los obligaron a mantener el líquido asqueroso adentro.

Cuando ya había ingerido media botella y sus órganos comenzaban a derretirse, comenzó a sentir un dolor intenso, en un principio consideró que era culpa del veneno, pero poco a poco entendió que su dolor se provocaba por causa de los recuerdos que asesinaban su Alma con puñales burlones.

Un silencio luguvre comenzó a invadir la casa, haciendo audible un murmullo ligero que decía:

“¿Qué es la vida? ¿Qué somos? Vamos a buscar la nada, a encontrar la realidad, a descubrir un mejor universo”…

En un parpadeo la botella cayó al piso, vacía, Y quién la había bebido se levantó para seguir penando por el mundo, su suicidio no era cosa de hoy, era cosa de Hace 73 años atrás, pero año con año él regresaba hasta su antigua casa, para repetir una y otra y otra y otra y otra y otra vez su muerte…

PL

Estándar
Escribología

Otra historia.

Parado en la tierra sentía como se desvanecía poco a poco, como se consumía el aliento de sus deceos, como se largaba su vida.

Decepcionado, comenzó a desplomarse como aeronave que se precipita al suelo, comenzó a desmoronarse cuál roca inútil, comenzó a caer como si se tratara de un cuerpo inerte que lo único que Espera es el momento en el que golpeará el fondo del precipicio.

intentaba gritar pero no podía, Pues el silencio bullicioso de aquel precipicio brillante Como mil infiernos no le permitía emitir sonido alguno, intentaba salir, pero era más fácil caer, era más fácil, caer.

Se distraía con sus pensamientos, mientras se sumergía poco a poco en la mierda que lo rodeaba, mientras la masa que algún día se llamó cuerpo, permanecía yerto, inerte, inmóvil, mientras, esa masa carente de figura se deslizaba por un fango sepulcral que prometía resguardarlo por el resto de la eternidad…

Se sentía feliz por su espíritu, por fin sería libre, se sentía feliz porque el calor que la vida no le había dado, se lo daría el averno…

PL

Estándar
Escribología

Delirio # 5

pensando en el hoy, recordandome del mañana, distraído por el pasado, me fui poco a poco caminando por la vereda del silencio y me sumergí en el abismo del tiempo.

entonces de la nada aparezco caminando por el todo, inspirado por nada, soñando con algo que no es algo, algo que quisa no sea nada…

En ese momento un recuerdo pasa por mi mente, un recuerdo irrelevante e innecesario que tampoco es nada y en realidad no recuerdo…

me desplazo por el mundo desolado que por la injusticia es desolador que en situaciones es frío pero en otras situaciones da esperanza.

en un suspiro tengo una copa en la mano, copa que contiene veneno, considero dar un trago y justo cuando lo llevo a mi boca, despierto de un salto.

PL

Estándar
Escribología

Muñeco plastico

Todo comenzó en una noche fría, repleta de sonidos tenebrosos que se desplazaban con el viento, una de esas noches donde la tormenta electrica hace eternas las horas, donde la imaginación infinita te traiciona y hace delirar.

En una de esas noches nuestro personaje, un muñeco de plástico con una sonrisa dibujada, permanecía acostado en su casa de mentiras, pensando en su vida de juguete, deseando cumplir sus sueños de cristal.

mientras se sonreía por las pesadillas que le habían dado en forma de dulces, y por que tenía la risa dibujada, escuchó que tocaban su puerta y que una voz infernal lo llamaba desde afuera.

Entonces contuvo el aliento y escuchó detenidamente, pero los sonidos se repitieron con fuerza y desesperación… Con miedo fue a la puerta y abrió lentamente, para echar un vistazo, su sorpresa fue verse parado en la obscuridad, no comprendía que era esa figura de carne que se parecía a él.

Analizó un momento, se quedó quieto, petrificado, con mucho miedo, pero en el mismo momento que un relámpago iluminaba la calle falsa, comprendió que su vida no era real, que nunca buscó o hizo nada, qe sus cosas eran de papel, qe su vida era desechable… Pero también entendió que no era tan tarde, que todo había cambiado y que nada sería igual…

PL

Estándar
Escribología

Delirio #4

Hoy desperté pensando en todo,
Soñando con nada,
Divujando palabras con lodo,
Caminando con las ideas atadas.

Desperté tratando de llegar al horizonte,
Con ganas de enterrar lo malo bajo el monte,
Destruir lo que nos atormenta,
atacar el infierno que nos enfrenta.

Quisiera decir tantas palabras,
Quisiera, tanto quisiera,
Contra los políticos de mierda no sentir cólera,
Solo sueño que un día desaparescan las cosas malas.
Construir una Nueva era.

PL

Estándar
Escribología

Mundo perfecto.

Caminó hacia la mesa en donde tenía papel y su máquina de escribir, pensaba elaborar una carta para su hermana menor mientras encendía un cigarro; uno de esos sin filtro, sus favoritos.
Acercó un cenicero antiguo y comenzó a teclear con mucha fuerza: “Hay mucho que quiero contarte, mi empresa es un éxito rotundo por fin he logrado lo que siempre he deseado una casa, un par de carros; mi esposa y mis dos hijos están muy bien ahora”.
Encendió otro cigarro y continuó: “Espero que esta carta llegue muy pronto, no resisto las ganas de hablar con tigo, sabes creo que por fin he logrado la vida perfecta de la que hablábamos
cuando éramos pequeños querida hermana ¡ya quiero verte!”
Una voz de mujer resonó en la casa: ¡Vamos! gritó con gran regocijo. Entonces él escribió de prisa:
“Justo ahora llevaré a mi hermosa familia a pasear, te quiero”. Mientras salía de prisa pensó: que
bobo soy, escribiré todo otra bes mañana.
Lamentablemente el mañana no llegaría, pues todo era un delirio creado por él, nada era real
desde aquel día que sus neuronas se habían convertido en un amasijo de carne, en una maquina
diseñada para matar, en un demonio que lo obligó a asesinar a sangre fría a su familia…
Y rompió en millones de pedazos su pasado, presente y futuro, y aunque en su mente aquel día, su
último día feliz, se repetía, el infierno del manicomio y la verdad lo consumía y provocaba que su aliento, su vida, se apagara muy tortuosa y lentamente…

PL

Estándar
Escribología

Diferente.

Un día como este, común sin nada especial en el ambiente, decidió introducir sus manos en su

cuello y arrancó sus venas como cables inútiles.

Quizás soñó que todo era diferente y no soportó la realidad, quizás pintó cuadros imposibles

con ideas de locos que querían algo diferente.

Lo que no entendía es que siempre hay seres diferentes que buscan hacer esa diferencia, que

quieren construir un universo con un delirio y ocurre con mucha frecuencia.

O quizá se cansó de dormir en medio de deseos, y siempre despertarse con el reflejo d las

llamas del infierno en sus ojos, una flama que cada día lo consumía, un fuego que lo destruyó…

PL

Estándar