Escribología

Me busco

Como cualquier escritor, busco mi ser…
Me busco en versos, en letras, en páginas amarillentas con hoyuelos gracias al tiempo.
Me busco en el olor de un libro recién abierto, en el olor de un libro recién desempolvando.
Me busco y me busco sin cesar…
Busco en que mayúscula nace mi ser, y en que punto llega su ocaso.
Me busco en la música, en los sueños, en la poesía.
Busco mi raíz en pueblos ancestrales y busco mi futuro en constelaciones universales.
Me busco a mi y termino buscándote a tí, en un viaje fugaz entre la luna y las estrellas.

Estándar
Escribología

Agosto.

Mi agosto, lleno de magia, sueños y entrega.
¿Octavo mes?
No solo eso.
Agosto de mis sueños
Agosto mi nostalgia infinita
Agosto mi canción favorita
Cielos estrellados como los huevos del desayuno, vientos fuertes y calor intenso.
Agosto como tu no hay ninguno…
Invierno frío cruzado con un otoño a medias.
Agosto de mi vida
El mes de las maravillas.

Estándar
Escribología

Somos memoria.

Soy memoria.
Viva, soy memoria viva, memoria con voz de tambores en paz pidiendo fin a las guerras.
Soy memoria de uno, dos o tres…
Soy memoria de 45,000 que de esta tierra los desaparecieron, soy memoria de 100,000 asesinados cobardemente.
Soy la memoria de aquellos 43 estudiosos de tierras extranjeras pero hermanas.
Soy la memoria de 41 incineradas por el estado, soy la memoria de Brenda, Luis, Mirna, Otto, Juan, Oscar y muchísimos más.
Soy la memoria de un pueblo de olvido.
Comparto la memoria porque ahí está mi corazón, mi raíz, mi lucha y mi fuerza.
Por un lugar mejor para coexistir.
Soy memoria.
Seamos memoria.

Estándar
Escribología

Hoy estoy aquí

Hace unos meses escribía del miedo que sentía, ese miedo sigue creciendo, pero hoy estoy aquí, regreso a la escritura.
Hoy estoy de regreso, para escribir más versos, hoy estoy de vuelta, luego de mucho dolor, pidiendo que del cielo vuelvas.
Un bolígrafo y un papel me acompañan, un poeta con el sueño frustrado de ser músico, un café y un cigarrillo, me dan las 3 de la mañana y el sueño no concilio.
Memoria, nostalgia, sueños, tristeza y alegría me invaden porque hoy estoy aquí, estoy ahora, regresé, estoy de vuelta…
Para existir entre líneas.
Volví.

 

Estándar
Escribología

¿Miedo? Sí…

¡Hola!

Tengo miedo.

Sí, así me presento yo… Tengo miedo.

Puede parecer cobarde, pues aquí en un par de versos y sin mostrar mi identidad lo digo, lo expreso, lo siento y lo vivo.

Tengo miedo a tantas cosas, al que dirán por ejemplo, tuve miedo a amar y aquí estoy intentando de nuevo, tuve miedo a acercarme a las letras y heme aquí escribiendo nuevamente, tengo miedo a equivocarme todo el tiempo, miedo a expresarme…

Le tengo un inmenso miedo a la calle, le tengo miedo a esas balas perdidas, hoy me toca a mi y quizás mañana a ti.

Le tengo miedo a este Estado que en una semana nos incinera más de 40 veces sin importar absolutamente NADA.

Tengo miedo al si y al no, tengo miedo a llorar, tengo miedo a que no te identifiques con lo que escribo y sea solo un patético Joven más expresándose…

Pero en este momento, mi miedo más grande es el miedo a soñar y con mi sueño, apagar la llama de la vida.

¿Vos a qué le tenés miedo?

Estándar
Escribología

Regresar a las letras…

Y hace un tiempo decidí alejarme de este mundo, decidí alejarme de las letras, de los versos, de los puntos suspensivos…
La presión de mi ser por volver a los escritos ganó esta vez… Y solo calmó su sed al escribirte a ti nuevamente…
A ti que de seguro en algún momento vas a leer esto, a ti que vuelas por mi mente, por mis sueños y por mis ganas de querer… A ti con quien vuelo en las constelaciones, a ti con quien deseo compartir…
A ti que me has enamorado y aún con el tiempo el sentimiento sigue ahí, a ti… No sé como te describiría…
Bella mujer que llena mi ser.

Estándar
Escribología

Tu

Mujer…
Llena de luz, llena de magia, arte y vida.
Tu, mujer que como un trébol de 4 hojas atraes más que solo suerte, atraes mil emociones que abrazan esta alma golpeada por el tiempo…
Tu con la que hemos compartido diversos momentos en este universo…
Tu, la que quiero profundamente y anhelo acompañar en un lapso de tiempo indefinido, como un préstamo de felicidad.
Tu, el otoño, el cambio de mi vida que al alba renace con nuevas energías.
Tu como esas noches frías de noviembre donde tu querer no existe.
Tu que como el viento me abrazas, como el agua me acaricias, como la tierra me sostienes, como el fuego, alejas mi frío…
Tu, mi compañera de batallas, de lucha, resistencia y de vida.
Tu, estrella fugaz en el firmamento de un universo instalado en mis pupilas.
Tu, mil emociones, tu mil sentimientos, mi poesía, mi melodía, tu el ser que quiero seguir pensando y escribiendo en estas hojas que se dilatan con el tiempo.
Tu el sueño profundo del que me enamoré con caídas y vuelos altos, subidas y bajadas, cariño y odio…
Tu mujer, el sueño del que no quiero despertar.

Estándar
Escribología

El regalo más bello

El arte de poder encontrarte muy seguido, en esos regalos del universo… Poder sentirte en un abrazo del viento…
Escuchar tu voz en un murmullo de las olas del mar… Ver tus ojos en las estrellas…
Acariciar tu rostro en las hojas de un árbol…
Que en la tierra estén tus raíces y aun así no te hagan falta alas para volar…
La luna es el reflejo de tu corazón y la luz de la luna es el brillo de tu mirada, el regalo más bello para este ser.

Estándar
Escribología

El regalo más bello

El arte de poder encontrarte muy seguido, en esos regalos del universo… Poder sentirte en un abrazo del viento…
Escuchar tu voz en un murmullo de las olas del mar… Ver tus ojos en las estrellas…
Acariciar tu rostro en las hojas de un árbol…
Que en la tierra estén tus raíces y aun así no te hagan falta alas para volar…
La luna es el reflejo de tu corazón y la luz de la luna es el brillo de tu mirada, el regalo más bello para este ser.

Estándar