Escribología

Lo que nos hemos enseñado

Me hiciste soñar, creer y crecer, me obligaste y después me enseñaste.

Me enseñaste que lo negro también es luz y que en el fondo la esperanza es sobresaliente; que aún con los ojos llorosos el corazón puede ser valiente, rudo y capaz.

Te mostré como se sobrevive a las adversidades, que un encierro no es capaz de detenernos y que las enfermedades, aunque nos quiebran, nos hacen más unidos, y luego fuertes.

Nos explicamos qué es lidiar con tantos sentimientos, qué se extrañar a los que más lejos están, pero también a los vecinos, a la señora que toma el bus todos los días en la Petapa y al que vende jugos frente al trabajo.

Y logramos salir triunfantes, con el alma un poco rota, pero con la fuerza de reponerse cada día, viendo hacia atrás como un aprendizaje y hacia delante con añoranza.

Querido 2020, me hiciste pedazos y te hice el más odiado, pero nos enseñamos que toda la mierda del mundo no es suficiente para que el mal olor se nos impregne.

Estándar
Escribología

Sentido.

Tengo ganas de ser como los otros, pensar como ellos, decir lo que dicen, actuar como ellos actúan.

Tengo ganas de ser igual, de no ser diferente, de no ser como soy. Pero no puedo, es impocible, es difícil.

Y lo intento a menudo pero no puedo, no los entiendo, no comprendo como cambiar, como ser diferente no encuentro sentido a nada.

PL

Estándar
Escribología

Querida

No se como empezar con estas palabras para darte un impulso de esperanza en todo el caos que se avalancha sobre ti.

Quizá no tengo la menor idea si nuestros cuerpos serán capaces de nadar hacia la orilla para salvar nuestras vidas o si sería mejor gritar por auxilio para que alguien nos rescate de este océano que atenta con nuestras vidas.

Pero quiero que antes de nadar o gritar; dejemos las cargas tan pesadas que están sobre nuestros hombros, para aligerar nuestras almas.

El peso que llevamos es tan grande que quizá librarnos de él nos costaran algunas lágrimas.

Perdonemos…

Perdonemos las promesas rotas de papá, es con la persona con quien se supone debíamos estar seguras y poco a poco se ha convertido en la persona que más nos ha decepcionado.

Perdonemos los errores de las personas que nos rodean porque nos roban la paz, solo han producido que su peso no nos deje respirar.

Perdonemos a las personas que han cortado las alas de nuestros sueños, sé que soñábamos que fueran quienes nos impulsaran a volar.

Perdonemos la falta de compañía de las personas a quienes amábamos, entregamos nuestro corazón tantas veces que pedir auxilio nos cuesta por que sufrimos del síndrome de ausencia.

Perdonemos

Perdonemos

Perdonemos

Solo así quitaremos el peso que nos impide nadar hacia la orilla y gritar por auxilio.

Perdonemos porque es la única manera de quitar la dureza de nuestros corazones, porque es la salida para nuestra libertad y porque perdonar nos acerca a nuestro hogar. Lejos del océano de las preocupaciones cerca del cielo de las posibilidades, lejos del desierto de las aflicciones cerca de la eternidad de nuestras almas.

Querida, ¿qué te parece si perdonamos?

Att: Tu persona

PD: espero que nunca encontremos la plenitud en esta tierra o en las personas, porque este no es nuestro hogar.

Estándar
Escribología

Verte feliz

La verdad no tengo ni idea de qué estás viviendo. No puedo ponerme en tus zapatos. ¿cómo hacerlo si ni siquiera sé si necesitas que lo haga? Tendemos a imaginar a la otra persona extrañándonos, sumido en la nostalgia de los tiempos pasados, pero siendo realistas, lo más seguro es que esté bien y que ya ni se recuerde de lo que ya fue. 

La verdad, he de decirlo, llegué, sin buscarlos, a algunos indicios de lo que estás viviendo. Te vi feliz con alguien a tu lado que te ama sin condición, que no duda en gritar que te ama y en abrazarte tan fuerte como si fuera la última vez que lo hiciera, sabiendo perfectamente que lo podrá hacer mañana y todos los días de los siguen 3 años, o quizá el resto de su vida.  Eso me hace muy feliz, en serio, soy feliz de verte feliz. 

Sé nota que te hace ser mejor y no dudo que sea así, pues te mereces eso y mucho más. Me alegra que ambos se complementen, que ella también te sienta sin barreras y que crezcan juntos. Que los años pasen pero no se sientan, que la seguridad de escogerse cada tarde sea genuina. 

Sonrío, lo hago naturalmente, porque ahora ya no quiero verte voltear al pasado, pues me encanta como se ven sus espaldas caminando hacia su futuro. 

La verdad es que veo lo que siempre quise para ti: un amor sincero que no tuviera miedo y que dejará salir el tuyo, ese que hace tanto tiempo vi asomarse a la superficie.

-Biffy-

Estándar
Escribología

aunque no me creas

Ojalá me creas que no planeaba una venganza tan cruel

pero tu me diste la libertad

de volverme a enamorar

dijiste palabras crueles pero liberadoras

dijiste que no era la persona que querías a tu lado

y todo el tiempo me negaste tantos besos

me negaste tu tiempo y tus ganas

y me dijiste adiós diciendo que era lo que necesitabas

sentí que a pesar del amor que daba,

no te hacía ningún bien

y ese día te dejé ir

y a pesar del amor que sentía por ti,

decidí seguir,

igual no era la primera vez que me tocaba

y sí, ahora hay alguien más

alguien que me regala sonrisas

y que se siente bien conmigo en sus brazos

que toma mis manos

que me regala su tiempo

por placer

y aunque no creo que sea algo que dure más

de lo que duramos tú y yo

es refrescante sentir el interés

y el deseo que tiene alguien

de compartirse conmigo

y no pensaba decirte

y no pensaba echartelo en cara

pero algunas cosas no pueden ocultarse

y lamento que te sientas herido,

pero ojalá me creas

que no fue ninguna clase de venganza

ni pensé en ti, para variar y eso fue bueno

no puedo añorar algo que no quiere ser mío

pero si puedo disfrutar lo que tengo en este momento

y eso, no eres tú….

Estándar
Escribología

Otros versos

No sabías que tu adiós devolvía la libertad

creíste que dañarías, pero no sabías que habías hecho

suficiente daño ya, estando y no estando aquí

esa noche, tus palabras cayeron como un bálsamo

ya lo veía venir y lo esperaba

lo deseaba casi

volver a vivir en libertad

poder acurrucarme en otros brazos

poder desvelarme en otro cuerpo

poder sentarme tranquilamente

mientras otros labios me besaban

y no sentir tu presencia ni tu ausencia

siempre ahí, siempre lejos

olvidé por un momento cómo se sentía

ser libre de ser yo

por querer quererte

por querer que te sintieras pleno

y por querer creer que el destino

había cumplido su misión con nosotros dos

pero esa noche dijiste adiós

y mi corazón latió tranquilo

y te dejó ir sin miedo y sin pena

y se permitió escribir nuevos versos

y se permitió, volver a sentir de nuevo

volver a latir otra vez

Estándar
Escribología

Lágrimas

A veces no puedo contener mis lágrimas

se rompe el corazón y duele

siempre duele

aunque uno no quiera

aunque uno quiera fingir que nada pasa

algunas veces,

las lágrimas quieren salir

y se atoran en la garganta

y empañan la mirada

y aunque se contengan,

duelen

duelen cuando te alejas

duelen cuando te dejan de querer

duele cuando ya no te miran con amor

y entonces, cómo se supone que

se puedan contener las lágrimas

cuando todo duele tanto

cuando tantas cosas duelen juntas

y sientes el nudo que no te deja respirar

y te oprime el pecho

y tu mirada triste

te pide a gritos que dejes las lágrimas salir

que ya sanará todo

que cuando las liberes,

lavaran todo, todo el dolor que sientes ahora

Estándar
Escribología

Noches de tormenta

Hay noches de tormenta en mi cabeza.
No hay nada más claro que la insertidumbre de mañana.
Encontrar un molde dónde adecuarme sin que la masa de las galletas sobre ni falte.

Hay noches de calma…
Cómo la playa vacía, como dos píldoras que eliminan el oleaje y me mandan a dormir.

He tenido noches de tantas, noches de Luna y de oscuridad.

Aunque siempre me ha gustado más el amanecer con la esperanza del canto de los pájaros y esos rayos de sol que me devuelven al presente,

Las noches cubiertas de silencio siempre han ayudado a afinar la voz de esos pensamientos que me irrumpen como truenos.

Pero, quizá esta vez prefiera la noche,
Los susurros
Y a dormir.

Estándar
Escribología

Solo un momento

Ven, solo un momento

quédate ahí

déjame pensar que nada a cambiado

que sigues siendo ese hombre que me ama

que adora tenerme entre sus brazos

y que en medio de mi caos, encontró el paraíso

deja que me crea esa mentira

que crea que aún hay mucho tiempo por delante

para vivirnos

que aún nos quedan ganas

que aún podremos darnos todos esos besos

que hemos dejado para luego

que el calor aún te quema cuando me ves

déjame creer que estando lejos de mi

me llevas en la piel

que las palmas de tus manos, preguntan por mí

que tus labios me extrañan

y que tu corazón aún late al compás de mis pisadas

dime que sí, que es cierto,

que aún arde el fuego,

que no todo son cenizas

que aún la luna alumbra tus sueños conmigo

ven, solo un momento,

deja que me crea esta mentira

Estándar