Escribólogxs

Un loop en mi cabeza

En mi intento por escribir quien soy, me doy cuenta de que aún me falta por encontrar mi camino.
¿Por qué estoy aquí? ¿por qué lucho día a día? ¿lo estaré haciendo bien? ¿hasta dónde voy a llegar?, muchas preguntas que responder, pensamientos que compartir, ansiedades que superar.

Intento cambiar muchas cosas en mi, en mi familia, en mis amigos y en todos los demás, día a día, pequeños momentos,  una charla, una sonrisa, un buen café, una cerveza.

Busco mi verdadera faceta, mi verdadero yo, empiezo a creer que quizá lo haya encontrado en la tecnología o en las letras de un buen libro, en una gran idea o algo innovador.

Sigo avanzado, sigo buscando, sigo experimentando, sigo luchando, sigo escribiendo, porque hay un loop en mi cabeza que dice: » ve e intenta de nuevo, una vez más».

Estándar
Escribólogxs

Soy una hoja

Amante de la poesía, la nostalgia, los árboles y el cielo.

A veces, creo que soy una hoja de papel en la que pueden escribir o yo puedo escribir, y a veces, me siento una hoja de algún árbol que el viento desprendió y va volando por ahí.

-Ragek
IG @_ragek
https://www.instagram.com/_ragek/

Estándar
Escribólogxs

Intento de escritora

En mis casi 23 años le he huido bárbaramente a la poesía, al amor, las muestras de cariño y todo aquello que nos pintan «color rosa»; sin embargo, me es inevitable no respirarla, sentirla y hacerla mía.

Por eso, a partir de hoy les abro mi corazón, que a pesar de estar oscuro y un poco descuidado, está casi completo. La mayoría de mis escritos no reflejan situaciones de mi vida, sino de quienes se sientan a mi lado en el autobús, de quienes se toman de las manos a escondidas en los comerciales y de aquellos que temen ser descubiertos.

Por el momento formo parte de esos temerosos, pero tal vez más adelante decida cambiar el Libertad sin huellas, por el nombre que han escrito mis pequeños dedos en cada viejo cuaderno viajero.

No estoy hecha de dulzura y positivismo, estoy hecha de lo que la sociedad ha intentado hacer de todos nosotros, con la diferencia de un toque de libertad que me he adjudicado sin permiso del cielo.

Espero que para todo tengan una crítica, buena o mala, pero que la tengan. Y como diría el gran Cerati, a quienes me comenzarán a leer: ¡Gracias totales!

Estándar
Escribólogxs, Escribología

Si es verdad que existes…

Desde pequeño me fue inculcado los valores, el amor, me fuiste inculcado tú.

A lo mejor fue mi inocencia la que me llevo a creer en ti.

Los años pasaban y cada día mas me sersioraba de lo cruel que es el mundo.

De igual manera por mucho tiempo no quise creer lo que para el resto era obvio.

Dónde estabas tú?

Mientras los niños mueren a causa de guerras, en manos de personas sin escrúpulos, personas que han perdido el juicio.

Dónde estabas tú?

Mientras nacían bébes con problemas, con pocas posibilidades de vida, y con vidas que estarían marcadas con enfermedades, discapacidades, o que estaban «destinados» a morir a tempranan edad.

Dónde estabas tú?

Mientras inocentes son maltratados, ultrajados, asesinados, abusados.

Dónde estabas tú?

Mientras sufría con esta vida, mientras sufría por la vida de los mios.

Y esto es solo una pequeña parte.

Busque la respuesta de esta pregunta por muchos lugares, ninguna respuesta pudo sasiar la sed de saber que era de ti, mientras aquí hay sufrimiento y agonía.

A lo mejor es mi no tan alto conocimiento, mi falta de razón, mi poca paciencia, o mi empatia lo que hace que no logre entender el porque.

De lo bueno no me puedo quejar, no sé si has sido tú o la vida, pero he disfrutado en ocasiones.

A lo mejor soy exijente, avaro, insasiable, pero no logro estar bien, mientras otros no lo están.

Me costo mucho llegar a esta conclusión. No he dejado de creer en ti, pero es que no logro hacerlo, lo he intentadó. Sólo dejé de tenerte fe.

Hoy no puedo negar tu existencia, pero menos aún asegurarla. No sé si estoy mal pero ya no me interesa ninguna de las dos.

Solo puedo decir…

Si es verdad que existes…

Quién tiene que perdonar a quien?

Estándar
Escribólogxs

No hay inicio y final

En la cúspide del faro que divide el bien y el  mal. Mis palabras al viento llegan hasta ti

Si las lees encontrarás equilibrio en tu vida. Si no lo haces simplemente serás un mortal más

El pensamiento que viaja formando un camino sin fin. Escribo para mostrarte que hay mas allá

como un faro a media noche como un demonio cuida a su víctima.

No sabrás lo que es, realidad o fantasía. Pero al final da igual. Eres tu quien decide.

Fui escogida desde las profundidades del abismo,

como un ángel caído, como un demonio en tinieblas en espera de su momento,

que disfruta del placer de la carne propia y olvidada,

que refuerza su malestar con castigo, y huye en silencio entre las sombras

sin poder gritar lo correcto, y aunque el grito sea agudo, no se escucha

más que el silencio y en soledad eterna.

¿Me acompañas?

Estándar
Escribólogxs

Pues, acá estoy…

No espero ser leído, supongo que la idea de escribir acá es porque en algún momento, cada uno de nosotros queremos gritar o bailar o cantar, o que se yo, y como lo hacemos, pues en éste caso nos imaginamos con una pluma y tinta, con un viejo pergamino delante de nosotros y un mundo lleno de historias por escribir esperándonos, de repente bum!, se te va la idea de la cabeza, y pues, ahora qué?. Pues yo solo se que acá, voy a escribir en ese pergamino imaginario, con mi tintero, y esa pluma, no soy experto, mucho menos me considero bueno en esto, pero a qué le podemos llamar bueno?, supongo que si mi madre me lee, va a decir que soy el mejor escritor del universo que jamás haya existido, y para vos sólo sea un tipo que escribe muladas sin sentido, pero al parecer mis «muladas» te quitaron algo de tiempo cuando me leíste, es para que te rías. No me malentiendan, no soy tampoco un arrogante que busca conflicto, solo quiero escribir, se que no se nada y que aprendo de todo, que cada día la vida me deja con la boca abierta como pendejo por lo que ella me enseña. Y bueno, si me preguntan, creo en Dios, y aún más, le pertenezco.

Estándar
Escribólogxs

´´El escribólogo… no tiene quién le escriba´´.

Estudiante de toda la vida.

Me gusta escuchar a las personas, pongo todo mi interés cuando alguien habla conmigo, trato de entender el por qué de muchas cosas y trato de analizar cada palabra.

No soy un tipo especializado en letras, poesía, o que tenga mucho conocimiento sobre el maravilloso universo de la Literatura, simplemente… escribo, a lo mejor no es nada ´´bonito´´ o que causa un gran impacto; pero, me expreso ( y no precisamente en 140 caracteres).

Estoy abierto ante cualquier pensamiento, me gusta conocer, saber por qué de muchas cosas. Dicen que la curiosidad mato al gato… pero estoy dispuesto (hipotéticamente) a correr ese riesgo.

– Escuchar y observar antes de oír y ver.

Somos palabras que florecen mientras tenemos el roció de la existencia y de la creatividad.

Ser,

Sentir y

Estar.

Se dice que existe el escritor y lector modelo, y que uno es la consecuencia del otro. Lo extraordinario de esto es que, todos podemos o somos escritores y lectores modelo. 

arHvel.

Estándar
Escribólogxs

No me gustaba escribir

Chivi ¿por qué? bueno es un alias y nombre combinado. Mi nombre es Silvia Viviana Méndez, me gusta más que me llamen por Viviana. Contarles sobre mí es algo que no suele hacer puesto que me gusta que las personas me lleguen a conocer por mis acciones no por lo que digo «ser», quizás pueda describirme pero no será tal a cómo soy, diré que soy por como me han connotado; seria, enojada, feliz, sin preocupación, sin interés, atrevida, y muchas más las cuales no estaba enterada que contaba con esas connotaciones.

Me gustan los deportes, practico el fútbol sala y practicaba el baloncesto, más que la política. Pienso que las religiones en vez de unir a la seres humanos más bien los dividen es mejor dedicarse a ser una buena persona.

Expreso lo que siento a través del orden de las letras el cual llevará a un significado con sentimiento real, la persona quién hace que haga brotar y ordenar las letras no sabe de mi sentir hacía su ser, por lo que considero algún día pueda decirle lo que siento, que todo lo escrito por mí fue por inspiración de su existencia y que cada letra significa que desde la primera vez que vi esa sonrisa lo tanto que le he pensado y el sentimiento que le tengo. Antes escribir para mí era algo que no veía que fuera parte de mí, lo único que escribía era para cuando tenía que hacer las tareas (las planas y copiar del libro al cuaderno).

En fin doy gracias a Dios por haberme dado el don de querer hacer algo diferente siempre y porque estoy completa.

Estándar
Escribólogxs

Intento de Autobiografía

Siempre es bueno compartir, hoy he decido compartirme y, antes de que pueda malinterpretarse (cosa que mi mente nunca duda en hacer), explico el hecho de compartirme: darme a conocer en lo mucho o poco que pueda expresar entre estas líneas que concretas o no puedo asegurar que me nace y emociona.He creído que compartir es primeramente una acción y decisión que empieza con o sin voluntad pero al final es un regalo de dos vías, yo por ejemplo comparto lo que hasta el día de hoy considero ser para recibir lo que sea que provoquen mis letras.

Como lo es con todos los placeres de la vida este en particular, el escribir, lo hago en desorden, así que no expondré mi vida cronológicamente.

¿Morena?  Sí, por qué  no empezar con ese adjetivo que me describe y me sienta bien. Puede parecer egocéntrico pero confieso que soy un ser en donde interiormente  existen  más cosas por los demás que por mí misma. Guatemalteca de origen, Scout desde hace ya 7 años (de mis mejores regalos sin merecer), dicen que quería volar entes que gatear, estoy segura que desde ya se dejaba ver mi impaciente manía por estar más y más allá, lo que me hace afirmar que hasta el momento quizá sea un habito mal manejado.

Amante de las estrellas, el agua, arboles, limones, chicles, romances, fiestas, música, libros y el arte en cualquiera de sus expresiones.

Ser mujer me hace sentir agradecimiento profundo por quien sea que haya sido el ente que decidió que así fuera. Ser mujer es mi arte.

Con 19 cortos años, un poco oscuros pero para nada mal gastados, soy una estudiante de leyes más a la cuenta, con suerte soy una universitaria en este estúpido y mal estructurado país que cada día entiendo menos no porque no se pueda sino porque como muchos me gana el desvalor por no hacerlo y solo vuelvo a caer a la idea de que lucho por algo que tal vez solo unos pocos puedan gozar.

Siendo la mediana entre tres hijas sé decir que soy “lo mejor del sándwich” siempre me he  preocupado y preguntado por qué es lo que hace que mueva y quiera estar en donde quiero estar, pues les comparto : mi familia que es mi tesoro y aunque no soy  de esas mujeres que se ven en una familia la mayor parte de sus días cuido y defiendo a la mía como a nada (tal  vez porque sé que es la única que pueda tener) eso me hacer reír y reír con tanto sarcasmo.

¿Reír? Otro de mis placeres desordenados

Sigo siendo aprendiz de mi misma más que de los demás, porque aunque no lo quiera aceptar, mi sombra es la única que no se va, la única que me sigue, la inalienable compañera, la única que se queda cuando todos deciden decir solamente “ya va pasar”.

Tengo intima sinceridad e imposible seriedad, una por auto disposición y la otra casi por obligación.

Plenamente consciente estoy que mi relato de mi misma no termina acá, pues espero que en cada próxima letra o párrafo compartido en este espacio, puedan ampliar un poco más el concepto de mí.

Y termino así gustosa de compartirme entre líneas y entrar sus pupilas sabiéndome imperfecta y mutilada por errores, errores que agradezco a la vida, la vida, la vida ese misterio eterno o no eterno, OK luego hablare de la vida y el misterio que representa para mí o el misterio que soy en la vida o no sé, es normal en mi un juego de palabras.

Mi auto descripción termina acá, en donde sentada estoy perdiéndome entre ruidos y sonidos, sonidos de Coldplay, calle 13 o algo tan  sensible como Beethoven y ¿ven? Sin pensarlo ya compartí algo más.

Estándar