Escribología

¿Es poesía?

¿Puedo llamarle poesía a lo que llevo dentro?
Mi corazón en un silencioso palpitar
teclea un sentimiento,
una emoción,
un anhelo,
una desilusión.
Mis oídos ven esa melódica ausencia de color
y traza una sinfonía de quiméricas y fugaces constelaciones.
Mis ojos descubren en cada sombra una luz,
en cada destello una chispa,
en cada color una emoción.
Mis dedos escuchan el roce áspero de la desigualdad,
la dulzura de la bondad,
el roce cálido de la solidaridad,
el ardiente ponzoñoso de la traición.
¿Es poesía esto?
Mi interior vive un un constante ajetreo
de piezas de ajedrez que intentan ganar la partida,
formando osadas jugadas,
insistiendo en conquistar el lado oscuro
que baña mi alma
tupiendo con luz cada pradera y páramo.
Mis letras nacen y fluyen,
algunas agónicas persisten en alguna frase inconclusa y su deceso es inminente.
Mi florecer es vegetación muerta
y la lumbrera utópica permanente retoñando.
¿Acaso puedo llamarle poesía?
Mi compañera, soledad,
me abraza en días de eufórica amargura
y sostiene el cadáver de mi último poema ahogado en llanto.
La brisa de ese llanto cubre mi insulso amanecer
y el alba resplandece ante el celaje del nuevo día.
Quisiera creer que soy poeta.
Que la locura que atesora mi alma tiene razón de ser.
Que el pájaro azul que revolotea en mí cabeza y activa mis emociones,
me proveerá de paz y mi alma al fin descansará.
¿Puedo autonombrarme poeta?

ShadowMisLetras

Estándar
Escribología

Vicio

Regresando borracho, eludo la cama para no vomitar.

Con un cigarro en la terraza, la saliva espesa y escasa.

La gente como basca que de un trago regresa por donde vino ¿Sabían por qué bebía? ¿Acaso bebía por algo? 

A estas alturas ya no lo sé. A estas alturas solo quiero lanzarme.

Aún así estaba bailando, riendo, hablando. Transformación mas cerota.

Estoy tocando notas, me fuí solo, regresé solo, bebí solo ¿no lo notas? esta mierda te vuelve loco.

Estándar